viernes, 3 de julio de 2015

Todo el mundo sabe, interesadamente, lo mejor para Grecia...




Es obvio que  Tsipras y Varoufakis  están sabiendo negociar con Europa mediante la mejor herramienta de negociación: que hablen los griegos y digan si aguantan más esta presión europea.
Hasta el FMI reconoce ahora que Grecia necesita una quita del 30% en su Deuda y un nuevo rescate de 52.000 millones… ¡a buenas horas!
Christine Lagarde dice lo que los griegos saben desde hace tiempo. Que el Euro nunca ha funcionado más que para Alemania, y que Grecia tiene una Deuda matemáticamente imposible de pagar.
Evidentemente un país no puede dejar de pagar (hacer una “suspensión de pagos”) sin renegociar con los acreedores. Y Alemania es un gran ejemplo (aunque Merkel no quiera recordarlo)… El Acuerdo sobre la deuda externa alemana de 1953  (Acuerdo de Londres de 1953), es un gran ejemplo…consistió en la quita o anulación de parte de la deuda externa alemana en un 62%; tanto las deudas contraídas en el período de entreguerras (Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial) como las deudas resultantes de la postguerra por parte de 25 países acreedores.
No puede hundirse un país por seguir pagando los intereses de unos préstamos que nunca podrán devolver, porque se termina con toda posibilidad de recuperación.
Ya lo dijo John Maynard Keynes:
“Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo”. Y tanto Tsipras como Varoufakis saben como aplicar este sabio consejo…
Hasta el nobel de Economía griego Pissarides evocaba una “suspensión del euro” como la mejor solución desde un punto de vista económico…para salvar a Grecia.
Desde que llegó Syriza al poder en enero de 2015, con un gobierno enfocado en realizar los cambios que Grecia necesita, no para satisfacer los intereses de la UE, sino las necesidades de sus ciudadanos, se han encontrado con una asfixia económica sin precedentes por parte del Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, con el claro objetivo de acabar con esta nueva idea de poner fin a la austeridad y restaurar la prosperidad y la justicia social en el país. La troika exige a Grecia el respeto de los acuerdos que tomaron los gobiernos anteriores, aunque el pueblo griego no pueda soportarlo…
Merkel quiere cobrar como sea, y ni se acuerda de 1953, porque sabe que lo mejor para Grecia es que pague lo que debe…aunque desaparezcan tanto el Euro como Grecia.
Ya lo dice el refrán: Es más fácil hacer un agujero en el agua que obtener una moneda de un avaro…

Mark de Zabaleta


5 comentarios:

galanygarciah dijo...

No solo el Acuerdo de Londres beneficio a Alemania , también el Plan Marshall fue muy importante .El FMI NO es otra COSA que un club de grandes bancos y no debe de dar " lecciones " a nadie teniendo en cuenta que ha tenido y tiene presidentes de la " talla moral " de Strauss Kan , Rato o Lagarde .El tema griego actual es mas un tema político que incluso económico , a " algunos " en Europa les interesa demostrar que gobiernos como el de Syriza NO funcionan , cosa exagerada en la derecha española , hay que hacer que Grecia fracase para " demostrar " que aquí si ganara Podemos pasaría lo mismo o peor , ese es " el patriotismo " de algunos

Independiente Trashumante dijo...

Creo que la convocatoria del referéndum griego es una llamada a la dignidad de los ciudadanos que todos los europeos tenemos que agradecer.

Gracias y saludos.

Óscar Gartei dijo...

Sea cual sea el tema a tratar en un referéndum, lo que no es de recibo es que las instituciones europeas o internacionales se dediquen a hacer tácticas de asedio para evitar que el pueblo decida. ¿De qué democracias estamos hablando? Cuando un pueblo recibe de vuelta su soberanía, el sector del capital privado lo machaca para que entienda que no se puede escapar a la alargada sombra del Goliath. Quieren ser ejemplares para que esto no se repita.

Amatista Amatista dijo...

A mi me da pena lo mal que lo esta pasando la población ,saludos

Ger mán dijo...

Grecia no debería salir, y para ello convendría alargar los plazos de devolución de la deuda para reestructurarse sentando las bases de un crecimiento. En España hemos ido desahuciando a los que no han podido pagar sus hipotecas porque han acabado en el paro. El eurogrupo debería entender que con un país que no paga no se puede hacer lo mismo. Resulta complicado construir una Europa que esté por encima de los Estados que la componen. No es como USA y sus Estados, ni como Rusia y sus territorios, o ya puestos como China, que verán todos encantados el jaleo que se ha montado. Pero el euro es una buena idea, políticamente para le CE y también económicamente para el mercado europeo. Ahora bien, deberían buscar los mecanismos para que los países del sur no salieran perjudicados con el cambio: ¿por qué no un mini euro para Grecia, España, Italia y Portugal? Pero que nadie se engañe, y en esto tiene razón el eurogrupo: el problema de fondo en estos países no es la moneda, sino la incapacidad de reformarse ellos mismos. Y hay que reformarse para no quedarse atrás.