viernes, 13 de enero de 2017

Keynes habría defendido el BREXIT...






Gran Bretaña ha demostrado tener las ideas claras sobre su manera de salir de la Unión Europea. Ya lo demostraron al mantener su Libra Esterlina frente al Euro, porque mantener su independencia monetaria era siempre una garantía de futuro, y ahora saben plantear soluciones razonables (el ejemplo de Noruega es toda una referencia…) para repartir lo que la UE puede aportar en tráfico de mercancías y oferta de servicios.
Las entidades financieras británicas han renunciado oficialmente a su aspiración de mantener su acceso privilegiado a los mercados de la UE una vez se culmine el Brexit. Ciertamente los bancos y firmas de inversión británicos apuestan por mantener unos acuerdos básicos que podrían dejar fuera ciertos servicios financieros. Banca, seguros y gestores de fondos son conscientes de que no es realista aspirar a formar parte del mercado único, tal y como algunos pretendían mantener tras el referéndum.
Una preocupante depreciación del 20% de su Libra respecto al día del referéndum…ha supuesto un claro estímulo sobre las exportaciones, que han aumentado al estar débil la moneda. Sin embargo, es cierto que ello conlleva un aumento del precio de las importaciones y un riesgo de inflación.
Para los grandes bancos como Goldman Sachs, Morgan Stanley, JP Morgan o Citi, la situación se puede paliar mediante sedes alternativas para desplazar parte de sus negocios y mantenerlos dentro de la Unión Europea, y seguir aprovechando las ventajas del acceso al mercado único.
Keynes publicó en 1933 “La autosuficiencia nacional”, y en este escrito ya no estaba “persuadido de que los beneficios económicos de la división internacional del trabajo sean comparables a lo que fueron” … y manifestaba que no creía que las pérdidas económicas debidas a la autosuficiencia “sean superiores a las ventajas” que pueden obtenerse en el marco de una misma organización económica y financiera nacional. Y proclamaba: “Produzcamos en nuestro país cada vez que sea razonable y prácticamente posible, y, sobre todo, hagamos lo necesario para que las finanzas sean nacionales”.
Queda claro que Keynes habría apostado por el BREXIT…

Mark de Zabaleta

viernes, 6 de enero de 2017

Volver al ECU es una solución...




Para Marine Le Pen los cuatro puntos críticos de la actual crisis y que la UE no ha resuelto tras seis largos años, son la moneda, el control fronterizo, la primacía de la ley francesa, y también lo que llama el patriotismo económico: la facultad de aplicar un proteccionismo inteligente que salvaguarde el modelo social. “No me puedo imaginar una política económica sin un control total sobre nuestro propio dinero”, dice Le Pen. “Recuperar la soberanía monetaria puede ser clave para Francia, España e Italia, dado que el euro ha creado una absurda división norte-sur, donde todas las políticas se toman en Bruselas”.
El plan de Le Pen se basa en un estudio realizado por economistas de l'École des Hautes Études de París, dirigido por el profesor Jacques Sapir, que llega a la conclusión de que Francia, Italia y España se beneficiarían enormemente de una salida de la Unión Económica y Monetaria Europea, dado que permitiría restaurar la competitividad y recuperar rápidamente el empleo. Los actuales desequilibrios de la zona euro han ido más allá del punto de no retorno y los intentos de revertir la situación con planes de austeridad o recortes presupuestarios han sumido a la periferia de Europa en la deflación, el desempleo masivo y la pérdida total de su núcleo industrial.
El modelo de Sapir asume que el Deutsche-Mark debería aumentar a lo menos un 15 por ciento sobre el viejo euro mientras el Franco francés y la peseta española deberían ceder por lo menos un 20 por ciento.
Cabe recordar que el Euro es, básicamente, la suma de dos divisas: el marco alemán y el franco francés, por lo que la salida de Francia de la moneda única implicaría la práctica disolución del euro. Y Marine Le Pen sabe que los franceses están preocupados por el futuro impacto de abandonar la moneda única en relación a sus puestos de trabajo, en el ahorro y las pensiones. La posibilidad real de que pueda ganar las próximas elecciones presidenciales en Francia le han hecho proponer una solución lógica para acabar con el Euro/Error… regresar al franco francés con una estructura monetaria parecida al ECU (European Currency Unit). Incluso la deuda nacional del país se podría convertir en francos franceses a través del ECU.
Para el profesor de Cambridge Ha Joon Chang, un keynesiano, el problema es la moneda única. Esta tiene sentido cuando la introduces en una región que es más o menos homogénea en términos de estructura económica y productividad. Pero el Euro se introdujo en una zona de grandes desequilibrios. Ya en enero de 2011, el nobel de Economía griego Cristóbal Antoníu Pissarides evocaba una “suspensión del euro” para España como mejor solución desde un punto de vista económico.
Veremos si Francia termina con este gran Euro/error. Tiempo al tiempo…porque Gran Bretaña ya señaló el camino conservando su Libra…

Mark de Zabaleta