viernes, 5 de agosto de 2022

666 El número de la Bestia ...

 


El número 666 se ha atribuido al diablo. Es la marca del anticristo y en muchas películas se utiliza como la marca del mal. Vemos el número 666 y nos llama la atención, por esa cifra demonizada, basándose en el Apocalipsis de San Juan.
En el Apocalipsis 13:18 se dice: “Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, que calcule el número de la bestia, porque el número es el de un hombre, y su número es seiscientos sesenta y seis” …

Ciertamente preocupante. ¿Es verdad lo de este número?
Porque cabe interpretar que lo que San Juan quería con sus Revelaciones no era predecir el futuro del mundo, sino atacar al Imperio romano, usando eventos contemporáneos y tradiciones apocalípticas antiguas, entonces quizás podemos mirar con otros ojos esta complicada profecía del 666, el número de la bestia.
Porque “la bestia” podría referirse al cruel emperador Nerón Claudio César Augusto Germánico …
El reinado de Nerón se asocia a la tiranía y ​se le recuerda por una serie de ejecuciones sistemáticas, incluyendo la de su propia madre y la de su hermanastro Británico, y como un implacable perseguidor de los cristianos.
En los alfabetos griego y hebreo cada letra tenía un número correspondiente, y la suma de estas puede generar un código numérico.
Escribiendo el nombre en hebreo de Nerón Cesar, quien fue emperador del Imperio romano desde el año 54 d.C hasta el 68 d.C., los números que corresponden a cada letra son: 50 + 200 + 6 + 50 y 100 + 60 + 200.
Y la suma es... 666

Parece más lógico interpretar que san Juan se refería al extravagante Nerón, aquel que tocaba la lira mientras Roma ardía, perseguidor implacable de cristianos y asesino de su madre y hermanastro …
En todo caso, el 666 ha guardado su “magia” gracias al libro de San Juan …
“Abominas el nombre del diablo, y en oyéndole te santiguas, y eres tú mismo aquel diablo que aborreces.” (Erasmo de Rotterdam)

Mark de Zabaleta


lunes, 1 de agosto de 2022

No tengo simpatía ... by Mark de Zabaleta

 


“No tengo simpatía alguna por ningún partido político o, mejor dicho, los aborrezco a todos, porque todos me parecen igualmente limitados, falsos, pueriles, empleados en lo efímero, sin visión de conjunto y sin elevarse jamás más allá de lo útil.”

(Gustave Flaubert)

 

domingo, 31 de julio de 2022

viernes, 29 de julio de 2022

El Barbero de Sevilla ... by Mark de Zabaleta


 

Gioacchino Rossini (1792/1868) es uno de los músicos más famosos del siglo XIX. En España tuvo gran popularidad, tanto por sus óperas “bufas” como por sus aportaciones al mundo de la ópera “seria”, y siendo muy poco posterior a Mozart y contemporáneo de Beethoven, se le consideraba “el mejor músico de todos los tiempos” …

Entre 1815 y 1822, compuso dieciocho óperas, y en 1816, compuso la que se convertiría en su obra más conocida: El barbero de Sevilla. Ya existía una ópera popular con ese título de Paisiello y la versión de Rossini recibió curiosamente el mismo título.

Al contrario que otros compositores de su tiempo, Rossini tuvo fama y riqueza desde el principio. El “Cisne de Pésaro” era gran aficionado a la gastronomía y otros placeres…

A la edad de 37 años, tras el estreno de “Guillermo Tell” en 1829, Rossini entró en una larga etapa de inactividad creadora. 

Tras veinte años de una brillante actividad de producción, se sumió en un período de sorprendente vacío en los cuarenta años que transcurrieron hasta su muerte en 1868.

Aunque no volvió a componer otra ópera, no abandonó el mundo musical y se hizo cargo de la dirección del Théâtre-Italien de París y del Liceo de Bolonia,  y siguió componiendo algunas obras breves y música religiosa. Una de las pocas obras tardías de Rossini fue su Petite Messe Solennelle, estrenada en 1864. Hay que escucharla para calibrar la genialidad del compositor. En el mismo año, Napoleón III lo nombró gran oficial de la Legión de Honor.

Un historiador observa que, aunque el relato de la vida de Rossini entre 1830 y 1855 resulta deprimente, “no es exagerado decir que, en París, Rossini volvió a la vida”.

Son muchas las teorías que tratan de dar respuesta a este silencio en un artista consagrado, desde el hastío hasta la falta de necesidad, dada la riqueza que ya había acumulado, algunos creían incluso que temía compararse a los nuevos talentos musicales…

Lo cierto es que, ya mayor, Rossini comentaba “Después de Guillermo Tell, un éxito más en mi carrera no añadiría nada a mi prestigio; en cambio, un fracaso podría afectarlo. Ni tengo necesidad de más fama, ni deseo exponerme a perderla”.

En Economía, en el Mundo de los Negocios, y sobre todo en política ¿No deberían aplicar esta reflexión?

 

Mark de Zabaleta

martes, 26 de julio de 2022

Es una falta de respeto ... by Mark de Zabaleta

 


“No escuchar al que nos habla, no sólo es falta de cortesía, sino también de menosprecio. Atiende siempre al que te hable; en el trato social nada hay tan productivo como la limosna de la atención”

(Honoré de Balzac)

 

viernes, 22 de julio de 2022

Los coches eléctricos funcionan con carbón ...

 


Alemania recula en sus objetivos de descarbonización para 2030, y si en marzo ya empezó a reactivar algunas de sus fábricas de carbón para cortar lazos con Rusia, ahora tendrá que aumentar significativamente el uso de esta materia prima contaminante para asegurarse el suministro de energía.

"Es una decisión amarga, pero necesaria para reducir el uso del gas", dice el ministro federal de Economía y miembro del partido de los Verdes, Robert Habeck. El gobierno alemán ya ha anunciado que próximamente aprobará leyes de emergencia para reabrir las plantas de carbón paralizadas para reanudar cuanto antes la generación de electricidad.

Esta medida prueba la profunda preocupación que existe en Berlín por la posible escasez de gas de cara al próximo invierno después de que Rusia redujera un 60% los envíos a través del gasoducto Nord Stream hace apenas unos días.

Pero también pone en jaque al mercado de los coches eléctricos, pues podría darse la paradoja de que, al tener que alimentarse por electricidad generada a partir de carbón, acaben siendo más contaminantes que los coches de combustión que cumplen con la normativa vigente de emisiones.

En resumidas cuentas, Putin se ha cargado el gran invento de los coches eléctricos.

Ciertamente la guerra en Ucrania está suponiendo una dura situación económica, con una inflación galopante (de la que muchos productores y distribuidores se están beneficiando) y una subida de tipos de interés, técnicamente para controlarla, que perjudica a los ciudadanos y sus hipotecas.

Pero permite volver a la normalidad en el delicado tema de los coches eléctricos. Estos vehículos no tienen autonomía, no existe (todavía) una infraestructura suficiente de “electrolineras” en España y su recarga lleva mucho, mucho, tiempo.

Pero nuestro Gobierno ¿Socialista? Parece que no se entera. Son los primeros en sumarse a Europa para que “todo” sea eléctrico a partir de 2035 … y, ¿qué van a hacer ahora?

Porque Pedro Sánchez pretende que los ciudadanos españoles se compren un coche eléctrico sí o sí (y no son baratos…) ahora que la electricidad se pone por las nubes y contamina más que el petróleo. ¿Ahora ya no va a ejercer de gran estadista internacional para ver lo que hacen en Europa?

Como dijo Galbraith: “Aunque todo lo demás falle, siempre podemos asegurarnos la inmortalidad cometiendo algún error espectacular” ...

 

Mark de Zabaleta