viernes, 19 de enero de 2018

La incompetencia en estado puro ...





"Es difícil imaginar una forma más estúpida y peligrosa de tomar decisiones que ponerlas en manos de quienes no pagan ningún precio por equivocarse"...
(Thomas Sowell)
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, (¿sabían que Zoilo significa murmurador, cotilla, criticón?) habló en el Senado para confirmar que la actuación policial del 1 de octubre costó 87 millones de euros entre gastos de alojamiento, manutención, desplazamiento y dietas. “Es una cantidad muy importante que tenemos que pagar todos los españoles debido a la responsabilidad y obstinación del Gobierno independentista”.
El dato es interesante. ¿No se podía haber gastado ese dinero en frenar la subida de las bombonas de butano? Hablando de irresponsabilidad y obstinación, el Gobierno de Mariano va mucho más lejos. Y lo de Celia Villalobos es un claro exponente:
 "Cuando llegue tu jubilación, que puede ser con 70 años o con 80... Yo me quiero jubilar con 80, porque tengo 68 años, a ver quién diría que yo tengo esa edad, ¡porque estoy divina de la muerte!"
 "En este momento hay un número importante de pensionistas que están ya más tiempo en pasivo, cobrando la pensión, que en activo, trabajando".
 "En Dinamarca ahora mismo los jóvenes están ahorrando, que tú puedes decir, es ridículo con 20 años, ¡dos euros!"
La ex ministra y ex alcaldesa de Málaga preside actualmente la Comisión del Pacto de Toledo de las Cortes Españolas. Comenzó como diputada del PP en 1986 y cobra la indemnización de 1.842 euros por alojamiento, exenta de tributación, pese a tener una vivienda en Madrid desde 1987. Además, habría que sumar, desde el 1 de julio de 2017, la subida del 1% en su retribución, aplicada a diputados y senadores. Así, Villalobos cobra casi 4.300 brutos de nómina y 1.842 euros, libres de impuestos para gastos. En Navidad, con la extra, cobró unos 8.600 brutos y casi 3.700 euros, libres de impuestos, como diputada del Congreso.
Lleva más de 30 años cobrando sueldos públicos como cargo electo o alto cargo del Estado. Y se permite dar consejos al pueblo llano sobre las pensiones…
Muchos dirigentes del PP son funcionarios en excedencia (sacaron unas oposiciones estudiando mucho ¿?) y ganan mucho en la política.
"Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad". (Miguel Delibes)

Mark de Zabaleta


sábado, 13 de enero de 2018

El Principio de Pareto





Pareto enunció el principio 80/20 basándose en el denominado “conocimiento empírico”. Observó que la gente en su sociedad se dividía naturalmente entre los «pocos de mucho» y los «muchos de poco»; se establecían así dos grupos de proporciones 80-20 tales que el grupo minoritario, formado por un 20% de población, ostentaba el 80% de algo y el grupo mayoritario, formado por un 80% de población, el 20% de ese mismo algo.
Estas cifras son arbitrarias; no son exactas y pueden variar. Su aplicación reside en la descripción de un fenómeno y, como tal, es aproximada y adaptable a cada caso particular.
El principio de Pareto se ha aplicado con éxito a los ámbitos de la Política y la Economía. Se describió cómo una población en la que aproximadamente el 20% ostentaba el 80% del poder político y la abundancia económica, mientras que el otro 80% de población se repartía el 20% restante de la riqueza y tenía poca influencia política. Así sucede, en líneas generales, con el reparto de los bienes naturales y la riqueza mundial.
Una de las aplicaciones más conocidas es su utilización en análisis comercial. Las compañías que realizan un análisis de facturación respecto al número de clientes constatan que, aproximadamente, el 80% de la facturación depende del 20% de los clientes. Casi nunca se observa una relación 80-20 exacta, pero la desproporción entre ventas y número de clientes suele ser cierta. Con esta información se puede decidir qué clientes son estratégicos (hay que cuidar) y cuáles tienen menor importancia.
De la misma manera, en el mundo de la Economía, la Política, etc., el principio de Pareto puede ser enunciado de diferentes formas, resumiendo en cierto modo aquel dicho de…”Para lo que me pagan, mucho trabajo y para lo que trabajo, mucho me pagan”, vamos, que el 80% sólo cobra un 20% de los rendimientos del negocio…….

Mark de Zabaleta