sábado, 21 de julio de 2018

HABEMUS PAPAM ...


La semana pasada ya recordábamos que Pablo Casado cursó entre 2008 y 2009 el máster en Derecho Autonómico y Local. Lo hizo en el Instituto de Derecho Público, bajo la dirección del catedrático Enrique Álvarez Conde, en la Universidad Rey Juan Carlos. Es el mismo título, con el mismo tutor y la misma Universidad que el máster de Cristina Cifuentes. Y aprobó dos tercios de su máster por medio de convalidaciones, el máximo legal. Le convalidaron 18 asignaturas de 22. Y el método con el que aprobó las cuatro asignaturas restantes fue realmente sorprendente. Casado no acudió a clase. No se presentó a los exámenes y simplemente presentó cuatro trabajos para aprobar las cuatro asignaturas que le faltaban. Ni siquiera conoció a los profesores de estas asignaturas … ¡pero sacó cuatro sobresalientes!
Al igual que Cifuentes, Casado era diputado en la Asamblea de Madrid por el Partido Popular. Queda claro que no es persona fuera de sospecha en cuestión de transparencia en sus titulaciones …
Y Pablo Casado es ya el nuevo presidente del Partido Popular, que empieza ya con una “alianza de perdedores” con María Dolores de Cospedal para llegar a la presidencia del partido. Porque, diga lo que diga Casado, es el segundo en el voto de los militantes, y ha ganado frente a la candidata más votada, Soraya Sáenz de Santamaría, gracias al apoyo de Cospedal. Al final han sido los compromisarios los que le han elegido, no los militantes.
La elección de Casado, con un discurso muy radical, beneficia al PSOE para confirmar su llegada a La Moncloa (como salvadores) y perjudica a Ciudadanos (aparece un líder joven que puede quitarles votantes). Habrá que ver su actitud a partir de ahora.
Aunque lo de su Curriculum no ha terminado, y el juez ya ha preguntado al Congreso por su aforamiento dado que se está planteando una petición de imputación, que llegaría al Tribunal Supremo. Han encontrado indicios de delito en un máster ciertamente irregular. ¿Le salpicará este tema?
Posiblemente poco o nada, porque muchos jueces del Supremo fueron designados por el PP …
Lo dijo Platón muy claramente: “Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte” ...

Mark de Zabaleta













viernes, 13 de julio de 2018

La presidencia del PP ...




La exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y su marido, Iván Rosa Vallejo, son poco dados a mostrar su vida privada. Se casaron en Brasil, frente a 32 invitados, en un matrimonio civil oficiado por el cónsul, un amigo de ambos, y muy poco se conoce de este marido. Y las veces que más ha ocupado los titulares lo ha hecho por curiosos motivos políticos. Porque Rosa, abogado del Estado de la promoción de 1996, dejó su cargo en 2012 para fichar por Telefónica como asesor jurídico. Un claro escándalo de puertas giratorias que llevó a la vicepresidenta a dejar de participar en los consejos de ministros donde se tomaban decisiones sobre la compañía.
Queda claro que no es persona de grandes convicciones religiosas y que no significa en absoluto la transparencia en cuestiones de corrupción … sabe utilizar su puesto para beneficio personal.
Pablo Casado cursó entre 2008 y 2009 el máster en Derecho Autonómico y Local. Lo hizo en el Instituto de Derecho Público, bajo la dirección del catedrático Enrique Álvarez Conde, en la Universidad Rey Juan Carlos. Es el mismo título, con el mismo tutor y la misma Universidad que el máster de Cristina Cifuentes. Y aprobó dos tercios de su máster por medio de convalidaciones, el máximo legal. Le convalidaron 18 asignaturas de 22. Y el método con el que aprobó las cuatro asignaturas restantes fue realmente sorprendente. Casado no acudió a clase. No se presentó a los exámenes y simplemente presentó cuatro trabajos para aprobar las cuatro asignaturas que le faltaban. Ni siquiera conoció a los profesores de estas asignaturas … ¡pero sacó cuatro sobresalientes!
Al igual que Cifuentes, Casado era diputado en la Asamblea de Madrid por el Partido Popular. Queda claro que no es persona fuera de sospecha en cuestión de transparencia en sus titulaciones …
Y una de estas dos personas va a ser el nuevo presidente del PP …
Seguiremos con las puertas giratorias, la hipocresía religiosa y el máster sin estudios. ¿Creen que algo puede cambiar en la estrategia del partido?
La responsable de los recortes, el endeudamiento y el cortijo mariano en una Economía que ha hundido a los ciudadanos, sin olvidar a los pensionistas, frente al continuador de Cristina Cifuentes … que figura como seguidor de Aznar.
Ya lo dijo Groucho Marx:
“Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Y si responde sí, entonces sabes que está corrupto”.

Mark de Zabaleta




sábado, 7 de julio de 2018

Una política Keynesiana con Pedro Sánchez ...




El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez trae a primer plano la polémica entre John Maynard Keynes y Friedrich Hayek, polos opuestos del pensamiento sobre la política económica: Keynes suele ponerse como ejemplo de defensor de la intervención gubernamental en los mercados, mientras que Hayek está considerado el defensor del capitalismo liberal…
Keynes estudió que los mercados no generarían automáticamente el pleno empleo y que durante las crisis económicas podría haber largos periodos de paro a gran escala. Sostenía que el Gobierno tenía el deber de aliviar el sufrimiento de los parados aumentado la demanda agregada de bienes y servicios.
“No hacemos nada porque no tenemos el dinero necesario”, decía Keynes en 1930 a un comité gubernamental que investigaba las causas de la crisis económica. “Pero es precisamente porque no hacemos nada por lo que no tenemos dinero”.
Hayek llegó a una conclusión muy diferente. Tras la Primera Guerra Mundial, la hiperinflación castigó la economía austriaca e hizo desaparecer los ahorros de millones de personas. Esta experiencia, volvió a Hayek inflexible “con quienes defendían la inflación como cura para una economía en quiebra”. Y llegó a creer “que quienes defendían los programas de gasto público a gran escala para acabar con el paro estaban incitando no solo una inflación incontrolable sino también a la tiranía política”.
Parece claramente la estrategia económica del PP … o la de Ciudadanos, que viene a ser lo mismo. Subir los impuestos a las grandes empresas o permitirles que paguen muy poco para que estén cómodas … y puedan fichar a muchos políticos jubilados en sus Consejos de Administración.
España ya no tiene su propia moneda, tiene el Euro (aunque supieron mantenerse al margen Dinamarca, Suecia e Inglaterra), y no puede controlar sus tipos de interés. Es el Banco Central Europeo (BCE) el que aplica la política monetaria (que no siempre beneficia a todos los países del Eurogrupo). La actual situación en España demuestra que la política keynesiana es la única solución aplicable.
Lo dijo claramente Keynes: Lo esencial del sistema capitalista puede ser preservado si se hacen las reformas necesarias, pero un capitalismo no regulado es incompatible con el mantenimiento del pleno empleo y la estabilidad económica.
¿Alguien cree que con la política económica que planteaba el PP, similar a la que plantea Ciudadanos podríamos acabar algún día con el paro?? ¿Y podrá este Gobierno socialista acabar con los beneficios fiscales de las empresas del IBEX? ¿Se arreglaría el tema de las pensiones?

Mark de Zabaleta

viernes, 29 de junio de 2018

Borrón y cuenta nueva ...




Y Mariano Rajoy se ha quitado de en medio para irse a disfrutar de su puesto de registrador en Santa Pola. Porque Mariano es un verdadero superdotado. Preparó las oposiciones a Registrador de la propiedad en el último año de carrera y las aprobó al año siguiente, convirtiéndose con 24 años en el registrador más joven de España. Y, aunque se dedicó a la política, seguía cobrando un 25% del sueldo de su sustituto (mucho más de lo que ganaba en el Gobierno).
Da igual que nos haya dejado un país endeudado, el caso Gürtel, la ley Mordaza, o que se haya cargado las pensiones … sin olvidar el “Luis, sé fuerte”. Ahora hay que frenar el avance de Ciudadanos, y los que se quedan lo tienen complicado. Cospedal recuerda a la indemnización en diferido y Soraya al baile en el Hormiguero, mientras Casado tiene un cierto olor al máster de Cifuentes … y todos son muy marianos.
La moción de censura ha puesto nerviosos a los del PP. Es evidente que sus engranajes internos no son los adecuados para la sucesión de Mariano, porque sólo conocen la fórmula del dedazo de Fraga o de Aznar. Y con las reglas del partido en la mano, el nuevo ppresidente será elegido por un pobre volumen de afiliados, solo siete de cada cien censados, menos de 70.000 militantes. ¿Ese presidente del PP representará realmente a sus afiliados?
Posiblemente el dedo de Fraga diría que hay que cambiar esas reglas. Eso ya es historia, aunque AP (Alianza Popular), ahora el PP, no deja de tener un cierto recuerdo al siglo pasado.
Porque, aunque la ley de memoria histórica quiera enterrar la imagen de la dictadura franquista, no debemos olvidar que, por mucho que nos moleste, son cuarenta años de nuestra historia reciente. Una historia que seguirá existiendo dentro de cinco siglos.
La expulsión de los judíos de España fue ordenada en 1492 por los Reyes Católicos mediante el Edicto de Granada con la finalidad de impedir que siguieran influyendo en los cristianos nuevos para que éstos se judaizaran. La famosa Inquisición fue creada para perseguir a los judeoconversos que seguían practicando su antigua fe. Y Felipe II reinó durante 42 años, y la memoria colectiva ya ha olvidado las atrocidades de la Santa Inquisición. Poco importa que sus restos estén enterrados en el Monasterio de El Escorial.
O que Mariano Rajoy se vaya de rositas a su retiro dorado como registrador …
Ya lo dijo Galbraith: “Aunque todo lo demás falle, siempre podemos asegurarnos la inmortalidad cometiendo algún error espectacular”.

Mark de Zabaleta