viernes, 21 de febrero de 2020

La verdadera Deuda PPública ...




Mariano Rajoy ha endeudado totalmente a España. En sus seis años y medio como presidente la deuda de España se puso en 418.622 millones. Marcó su récord histórico en junio de 2018, con 1,163 billones, justo el mes que él abandonó la Moncloa. En 2015 y 2016 llegó a superar el 100% del PIB, aunque gracias a la recuperación económica, la tasa se mantuvo en el 98,2%. Y con ese triste bagaje comienza la verdadera etapa de Pedro Sánchez.
Es cierto que tanto Aznar (47% del P.I.B.) como Zapatero (70%) también subieron las cifras de deuda en sus mandatos, pero ninguno alcanzó las cifras de este “gran mago económico” del PP…
Los datos sobre la deuda publicados por el Banco de España, hasta junio de 2018, dejan una terrible imagen de la era Rajoy. Heredero de una economía en una crisis que se alargó, deja tras de sí un rastro de preocupantes registros: en su presidencia la deuda pública superó por primera vez el billón de euros y sobrepasó, por primera vez en un siglo, el equivalente al 100% del PIB. Y para colmo, al cierre de su mandato, la deuda pública española vuelve a marcar otro récord histórico. El Estado, las comunidades y los Ayuntamientos debían en total 1,163 billones de euros.
Y ahora, como no podía ser de otro modo, el PP de Casado parece que ellos han hecho “borrón y cuenta nueva” y echan la culpa de todo al nuevo gobierno. Evidentemente en el PP lo han lavado todo y ya nadie sabe nada ni de corrupción ni de Gürtel.
Incluso ya han fagocitado a Ciudadanos y son el gran ejemplo a seguir …
Pero España ha permitido un gobierno de coalición “socialista”. Y ese socialismo implica, en teoría, una planificación y una organización colectiva real de la vida social y económica. Y el gran economista John Maynard Keynes supo cómo estructurarlo.
La receta de Keynes para salir de la crisis consiste en reducir el desempleo mediante el aumento de la Demanda Global, incrementando el Consumo al bajar los impuestos directos: los ciudadanos disponen de una mayor renta para incrementar su gasto, y ampliar el gasto público, lo que refuerza e impulsa directamente esa demanda global.
Ciertamente se generaría un Déficit Público que sería cubierto mediante emisiones de deuda pública, que habría que colocar en los mercados a tipos de interés competitivo… los costes financieros subirían y la divisa sufriría una revaluación que acabaría en una pérdida de competitividad.
La solución es devaluar su moneda, pero Keynes no contaba con el invento de la Zona  Euro, que impide devaluar a sus integrantes…
Pero la verdadera Deuda Pública no la han traído los socialistas. Como dijo Lincoln:
“Es posible engañar a unos pocos todo el tiempo. Es posible engañar a todos un tiempo. Pero no es posible engañar a todos todo el tiempo”

Mark de Zabaleta

viernes, 14 de febrero de 2020

España necesita una verdadera Banca Pública





El gran economista John Kenneth Galbraith dijo:           
“Hay dos clases de economistas: los que no tenemos ni idea y los que no saben ni eso”
Y es una gran verdad. El otro día escuchaba a un “experto” profesor de una escuela de negocios (privada) que no hace falta una banca pública en España … porque ya tenemos la banca privada que ofrece lo mismo. ¿Lo mismo?
Es evidente que este hombre debe pertenecer a una clase acomodada y no ha necesitado nunca de financiación ajena para iniciar un proyecto empresarial y que su buen salario nunca le ha puesto impedimento para pedir un crédito hipotecario.
Pero los ciudadanos de la calle no lo tienen tan fácil. Ya pueden ir con el mejor Plan de Negocio para el proyecto más rentable del mundo a pedir un crédito a cualquier banco (da igual que sea easy, verde, rojo …) en España que, sin avales o garantías claras y directas, nunca les será concedido.
Esa es la gran diferencia con la banca pública. Un banco público analiza la viabilidad de un plan empresarial, y eso permite crear empleo y dinamizar la economía de un país.
¿Y qué vamos a decir de los créditos hipotecarios? Unas tasaciones infravaloradas sobre las cuales les dan un 80% junto a todo tipo de vinculaciones (domiciliación de nómina, seguro de hogar, vida, tarjetas, fondos de pensiones, domiciliaciones de todo …)
Y la banca pública debe ser la verdadera referencia para obligar a la banca privada a hacer bien su trabajo. Y en España ya fue así: En el periodo1942-1990 vemos la dimensión del crédito de la banca pública en relación con el de la privada: creció claramente hasta 1967 (superó el 100 por 100 en esos años) y decayó en los últimos años del franquismo y con la democracia.
En cualquier caso, representó siempre una realidad nada despreciable, como podemos ver en los datos del reparto de actividad de la banca pública según la memoria del Crédito Oficial de 1962  (75.500 millones de pesetas):
Banco de Crédito a la Construcción           37,5%
Banco Hipotecario de España                      23,5%
Banco de Crédito Local                                18,8%
Banco de Crédito Industrial                         10,25%
Banco de Crédito Agrícola6.938,8                  9,25%
Caja Central de Crédito Mar. y Pesquero     0,70%
¿Qué no hace falta una Banca Pública? Como dijo Groucho Marx: Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!

Mark de Zabaleta

viernes, 7 de febrero de 2020

En recuerdo de Antonio Rodriguez Rubio




12 Jun 2011 … Un interesante artículo de Antonio Rodriguez Rubio
El Cooperativismo como Solución: de Owen al Padre Arizmendiarrieta.
Robert Owen (1771-1858) creía en la posibilidad de desarrollar un sistema económico alternativo basado en la cooperativa. Su planteamiento era utópico, pero no irreal, porque pretendía sustituir el sistema capitalista por otro más justo que evitara los problemas en la agricultura e industria británicos.

Hubo que esperar a la fundación en 1844 de la Rochdale Society of Equitable Pioneers, para poner en marcha un verdadero movimiento cooperativista en Inglaterra, cuando un grupo de 28 trabajadores de la industria textil de la ciudad de Rochdale. que se habían quedado sin empleo tras una huelga, constituyeron una empresa que se llamó “Sociedad equitativa de los pioneros de Rochdale”, a la cual aportaron cada uno la cantidad de 28 peniques.

Los principios cooperativos de aquellos 28 hilanderos y artesanos de Rochdale (Inglaterra), que tuvieron como referencia a Owen y su experiencia cooperativa textil de New lanark en Escocia, servirán de base para más de un millar de cooperativas que se fundarán en los 10 años siguientes y servirán de armazón para el movimiento cooperativo actual.

En los Estados Unidos, durante la administración del presidente Franklin D. Roosevelt, se inscribió uno de los capítulos más interesantes al brindarse a las cooperativas amplio reconocimiento oficial como organizaciones que pertenecen al pueblo y son manejadas por él. El período del New Deal ( para superar la grave crisis del 29) mostró un desarrollo cooperativo pocas veces visto..

Las cooperativas de consumo tuvieron sus representantes en la National Recovery Administration, institución creada para ayudar a la recuperación industrial, como herramienta para evitar la pauperización de la clase obrera estadounidense,

A medida que fue progresando la gestión este organismo creado por la administración Roosevelt, evolucionó desde la formación de cooperativas de consumidores. Se realizó , por ejemplo, un amplio programa de fomento a las cooperativas de electrificación rural –Rural Electrification Administration (mayo 1938)- cuyo resultado fue la formación de numerosas cooperativas para la generación y distribución de energía eléctrica.

A fines de abril de 1940, se habían efectuado préstamos por valor de 249 millones de dólares a 614 cooperativas que servían a 483.000 familias en 42 Estados.

El elemento verdaderamente determinante que cambiará la utilidad social y económica del cooperativismo es el nacimiento de las Cooperativas que luego configurarán la Corporación Mondragón.

La llegada del joven sacerdote José María Arizmendiarrieta en 1941 a Mondragón, un pueblo de 7.000 habitantes que vivía las dolorosas secuelas de la posguerra española -pobreza, hambre y exilio- y decide trabajar a fondo por el desarrollo de fórmulas que permitan ayudar a crear empleo solidario. Dotado de una mezcla extraordinaria del idealismo de Owen y una visión pragmática de la cruda realidad, crea en 1943 una Escuela Profesional abierta a todos, que se convertiría con el paso del tiempo en un semillero de directivos, técnicos y mano de obra cualificada para las empresas del entorno y sobre todo para las cooperativas…

En 1955, selecciona a cinco de los jóvenes que habían estudiado allí y trabajaban en la empresa UCM, Unión Cerrajera de Mondragón, (Usatorre, Larrañaga, Gorroñogoitia, Ormaechea y Ortubay) quienes constituyen Talleres Ulgor (acróstico de sus apellidos) en 1956, hoy FAGOR Electrodomésticos, empresa pionera de la experiencia y embrión industrial de la Corporación Mondragón.

Los primeros quince años se caracterizan por un enorme dinamismo. Y la clave fundamental para el desarrollo de la Corporación Mondragón será la creación en 1959 de la CAJA LABORAL como instrumento financiero estratégico para el cooperativismo. La Entidad de Previsión Social Lagun Aro se crea en 1969 y ese mismo año se constituye EROSKI, fruto de la fusión de nueve pequeñas cooperativas de consumo locales, adelantándose a su tiempo en la necesidad de asociarse para poder ser competitivos.

La Corporación Mondragon está compuesta por más de 250 empresas y entidades distribuidas en cuatro áreas: Finanzas, Industria, Distribución y Conocimiento.

Entre los proyectos empresariales que ha llevado a cabo últimamente la Corporación Mondragón, uno de los principales es la creación de un polígono industrial en China, cerca de su capital económica Shangai, si bien este proceso de internacionalización ya se había extendido antes a otros muchos países en varios continentes.

La Entidad Financiera es el verdadero soporte de un proyecto cooperativo que nace apoyado en el sector secundario de la economía (Industria) y en las pequeñas cooperativas locales de consumo que se convertirán en una gran empresa de Distribución.

Producción según principios sociales (formación, empleo, salarios) y Consumo a precios racionales…Fagor, Caja Laboral, Eroski…

Si fue una solución en los años de la posguerra…¿No sería un sistema válido para superar esta crisis en España?
Mark de Zabaleta
Este es el impagable trabajo de Mark: a continuación pondré mi artículo a modo de comentario.

COOPERATIVISMO.

En los primeros 60, el jesuita Rodrigo Molina Rodríguez montó en unos barracones que habían sido del ejército del aire una escuela profesional. Se ubicó junto al monasterio de San Jerónimo que está situado entre las pedanías de Murcia: Guadalupe y La Ñora. Este monasterio que perteneció a los jesuitas, antes lo fue de los jerónimos. Nada que ver con el colegio Nuestra Señora del Recuerdo cerca de la plaza de Castilla de Madrid, nuestra escuela era para niños pobres o semi-pobres. A mediados de los 60, este fraile consiguió edificar un nuevo colegio más acorde con la enseñanza. La mayoría de los profesores, eran laicos; eso no quita para que algunos de ellos fueran frailes. Algunos de estos frailes, postconciliares. Tal era el caso del extremeño José Nogales o del vasco José Miguel Ilundain. También conocí a Ignacio Armada, paradójicamente hermano del general  golpista del 23-F; en cuanto a ideología, se parecían lo mismo que una almeja y un tomate. Pues bien…

José Miguel Ilundain, nos habló de Mondragón, de la FAGOR y de las bondades del cooperativismo. Muchos de nosotros hicimos nuestros los postulados del cooperativismo. Ni que decir tiene que la formación profesional que se daba en la Escuela San Jerónimo, era extraordinaria. Yo que soy un firme defensor de lo público, he de reconocer que esta escuela que era privada, dio muchos mejores resultados que la pública.

La formación profesional y generalizando, ha sido postergada y apartada de los currículos formativos. Cada reforma introducida, ha sido a peor. Luego, dependiendo de la Comunidad Autónoma, mejor o peor financiada. Urge ofrecer a los jóvenes que no vayan a ser universitarios cursos de calidad y con salidas laborales reales. Pero esto entra dentro del desbarajuste general de la enseñanza. En palabras del doctor don José Antonio Marina Torres, manifiestamente mejorable.

COOPERATIVISMO.

Mark de Zabaleta nos ha hablado de la Corporación Mondragón; loable empresa. Pero…

En una sociedad como la vasca, ni mejor ni peor que otras sociedades; distinta. El vasco, sea de origen o de inmigración, tiene un desarrollado sentimiento nacionalista. Como diríamos por el sur: “Son mu suyos”.

La iglesia católica vasca, también es nacionalista. Hemos de recordar que ETA nació en una sacristía. El vasco, acepta de buen grado las cosas de la iglesia católica y Arizmendarrieta, casi venerado.

La Corporación Mondragón, es el sistema cooperativo más grande del mundo.

Hay unas cosas que hay que tener muy en cuenta a la hora de fundar una cooperativa:

- El reparto de papeles de los socios. ¿Quién será el gerente?

- ¿Muchos, ¿pocos?. Ni que decir tiene que cinco como en el caso de la FAGOR, es un número pequeño para lo que podamos entender como cooperativa.

– Régimen económico. ¿De dónde se consigue financiación? ¿Trabajarán los socios como uno más en la cooperativa?

Tenemos que considerar que una cooperativa deberá ser gestionada como una empresa que no lo sea, independientemente del número de socios que tenga. Por ello, lo mejor es encargar la gerencia a una persona ajena a los socios. La junta se debe limitar a marcar la línea a seguir y controlar que no haya desvío de fondos. El socio que trabaje en la cooperativa, percibirá un salario como cualquier trabajador sin inmiscuirse en las decisiones de la gerencia, su papel de propietario, quedará reservado solo la junta.

Una cooperativa donde uno o varios socios quieran despuntar sobre los otros, está avocada al fracaso.

Una forma de cooperativismo para los predios agrícolas, es la concentración parcelaria. Se puede rebajar y muchísimo los gastos de producción al tiempo de poder intervenir con garantías en la comercialización. Es mucho más complicado en este caso, pues el agricultor tiene un exacerbado sentido de la propiedad y dado a pensar que su terreno es de más valor que el del vecino. La tierra, es un bien palpable. En aquellos lugares donde tiene fuerte arraigo el minifundio, es tarea casi imposible. (Hay que distinguir entre Sociedad Agraria de Trasformación y cooperativa.)

Otras premisas:

- En comunidad de bienes.

– En Sociedad Laboral Limitada.

– En Sociedad Anónima Laboral.

Todo un entramado de formas legales de constitución de la cooperativa. En el caso Español, con legislaciones propias en cada Comunidad Autónoma.

Nos hablaba Mark de Zabaleta de la formación profesional. Si el grupo de personas que componga la cooperativa no tiene similares conocimientos, vamos mal. Y vamos mal porque estamos hablando de personas, con sus glorias y sus miserias. Yo recuerdo que cuando estudiaba Maestría Industrial tenía una signatura llamada: “Organización industrial”. Pero, que sólo se daba en Maestría, no en el grado inferior denominado: Oficialía. El grupo, ha de ser lo más homogéneo posible.

EL PELIGRO DEL MICROCRÉDITO.

Puede ser el microcrédito una herramienta buena en determinado momento y en determinado país. El microcrédito fomenta el individualismo. Todo lo contrario de lo que nos ocupa, el cooperativismo.

Sabemos de personas que estando trabajando en la misma empresa y siendo despedidos a la vez, han tomado el dinero que les correspondía de subsidio de paro de una vez y han fundado una Sociedad Laboral Limitada. Es una salida.

Otra cosa que no debemos olvidar, es el trato que se ha venido dando a los trabajadores por cuenta propia (más conocidos como autónomos). Se les ha venido considerando “empresa” y sujetos a cotización obligatoria a las Cámaras de Comercio. Para el “autónomo”, es como al que dios se la da y san Pedro la bendice. Ahí está. Siendo un trabajador y considerado como empresa. La indefensión de estos trabajadores, es manifiesta.

Conseguir financiación para un proyecto cooperativo, no es tarea fácil. Si ya para las PYMES es complicado, poner en marcha una cooperativa de la nada, raya lo extraterrestre.

Desde luego y tal como plantea Mark de Zabaleta, el cooperativismo sería una buena salida para despegar de la crisis y crear empleo. Pero el sistema bancario no está por esa labor. Dentro de la Corporación Mondragón, hay una sección bancaria que es el soporte financiero. Y es que la Corporación Mondragón surgió primero de una magnífica iniciativa y luego coincidió con el despegue económico español. Es algo consolidado y se expande siguiendo las inercias mercantiles. Ahora, tenemos que empezar por crear la conciencia de cooperativismo tal y como la planteó Owen. Y el sistema capitalista alienante lleva demasiado tiempo fomentando todo lo contrario, el individualismo y la competitividad. La competitividad dentro del grupo, puede en un momento dado ser buena, a la larga destruye. El cooperativismo es una forma social de contemplar la situación laboral. Y cuando los filósofos sociales y los sociólogos neomarxistas son cuasi crucificados por el sistema capitalista, es tarea dura.

Sabemos que hay un movimiento a nivel mundial para fomentar el cooperativismo: Alianza Cooperativa Internacional, por su acrónimo ACI. Pero; ¿se hacen eco de esto las sociedades occidentales?; se me hace   que no. No he oído hablar de cooperativismo desde hace mucho tiempo y hoy Mark de Zabaleta nos da la oportunidad de volver al origen. Los partidos “presuntamente” de izquierdas serían los llamados a fomentar el cooperativismo o, los sindicatos. Sin embargo y como vemos, “están centrados en otros menesteres”.

Antonio Rodríguez Rubio
Descanse en Paz