viernes, 18 de agosto de 2017

Con Franco y la peseta se vivía mejor ... el debate.





Con la perspectiva Neoclásica se analizaba el comportamiento de las unidades económicas que tomaban las decisiones (familias, empresas…), y este análisis puso la Microeconomía en un primer plano.
El ceteris paribus” (del latín: todo lo demás constante) de Marshall establecía que para analizar un problema económico se debe asumir que todo el resto de los factores permanecen constantes.
Si utilizásemos esta perspectiva, y aparcando todo lo negativo que implica una dictadura ¿podríamos comparar algunos datos económicos de manera independiente?
Si lo hacemos, podemos ver que los datos de 1975 (último año del franquismo) comparados con los actuales podrían dar mucho que pensar.
Un paro del 4% frente a un 20% actual…quede claro que la fiabilidad de las cifras es muy similar a la actual (las estadísticas eran del INEM en vez del SEPE…)
Un IVA del 2% frente a un 21% actual (ni existía IVA…)
La independencia de la política monetaria. España podía devaluar “su” peseta…ahora dependemos de Europa…
El crecimiento del PIB era del 7% frente a un 2,5 actual
El tema hipotecario era mucho más claro. Muchas hipotecas (siempre a tipo fijo) las pagaba la inflación. Y no había desahucios ni deudas eternas con los bancos…
Y los españoles se jubilaban con 65 años (sin tener que haber cotizado 35…)
Nuestra pertenencia al Euro se ha convertido en una “jaula de oro” que fue maravillosa al principio … pero que nos tiene hundidos en el paro.
España e Irlanda tenían en 1975 la misma renta pér capita, y actualmente Irlanda tiene el doble que España.
Decía Groucho Marx: ¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
Ceteris paribus…

Mark de Zabaleta

viernes, 11 de agosto de 2017

Ya no tenemos Crisis...





Es obvio que los políticos tratan de vendernos que la famosa Crisis ha terminado, y que, por fin, la economía española ha recuperado el nivel que tenía hace diez años.  Al final del primer semestre el PIB ha estado en los 1,13 billones de euros, contra los 1,12 billones de euros a la finalización del 2008.  Lleva dos años creciendo a un ritmo interanual de más del 3 por ciento.
Ciertamente ha sorprendido la aceleración de la economía en el segundo trimestre, pero no nos engañemos, porque básicamente son las empresas exportadoras las que han funcionado, realizando una importante inversión en equipamiento.
La demanda interna de las familias ha crecido un poco, tras varios años sin poder gastar en nada, y este año hasta puede que se vayan unos días a la playa…
El déficit del gobierno del PP es realmente descomunal, y sigue habiendo un paro que no saben solucionar.
Las grandes cifras Macroeconómicas pretenden camuflar una cruda realidad. Cuando acabe la temporada turística las cifras de desempleo volverán a dispararse.
Es verdad que el empleo ha subido el primer semestre con 500.000 puestos de trabajo, y que ha recuperado 2,4 millones de empleos desaparecidos con la crisis, pero aún queda mucho para los 700.000 empleos que faltan. Y tenemos 1 millón menos de cotizantes en la Seguridad Social que en 2008…
Y esto se complica por la ingente cantidad de empleos temporales que tenemos en España. Cuando pase el período veraniego comprobaremos de nuevo el problema. No nos engañemos, seguiremos en el famoso 20% de paro.
Y aquellos que tienen un trabajo saben bien que los salarios están anclados con el paso del tiempo, aunque España vaya bien para las Bolsas de Valores y para este Gobierno mariano…
Ya lo dijo Goebbels:
“Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad.”
¡Ya no estamos en crisis!

Mark de Zabaleta


viernes, 4 de agosto de 2017

El gran dato del CIS ...





Pedro Sánchez ha demostrado que la vuelta del PSOE al verdadero socialismo es el camino a seguir para acabar con el PP. Ha pasado poco tiempo desde su claro triunfo frente a Susana Díaz en las primarias de su partido, pero, según el barómetro del CIS, tenía razón.
El PSOE sube cinco puntos en el CIS de julio, alcanza el 24,9% de los votos, y se queda a menos de cuatro puntos del PP, que baja al 28,8%. El PSOE es, además, el primer partido en intención directa de voto.
Un factor clave es que la subida del PSOE no se produce a costa de Podemos, ya que la coalición Unidos Podemos llega al 20,3% de los votos, algo más que en el mes de abril. Y tampoco es gracias a Ciudadanos, que baja cuatro décimas hasta el 14,5% de los votos.
EL PSOE sube gracias a la decepción de los que apoyaban a Mariano Rajoy y, en menor medida, al rescate de votantes que hace unos meses se inclinaban por la abstención.
A pesar de todo, el Partido Popular sigue siendo el que volvería a ganar en las urnas, pero sus posibilidades de gobernar serían mucho más complicadas que las actuales. Los populares obtendrían un 28,8% de los sufragios, 4,2 puntos menos que el resultado que consiguieron en las elecciones del 26 de junio de 2016.
El gran dato del CIS es que el centro derecha tendría, por fin, menos apoyos que el de izquierdas: un 43,3% frente a un 45,2%. Este resultado permite soñar en un pacto PSOE-Unidos Podemos para sacar a Mariano Rajoy de la Moncloa.
Con Pedro Sánchez la situación de la izquierda vuelve a la coherencia, el PSOE recupera su espacio natural, y Podemos vuelve a contar para completar esa posibilidad.
Albert Einstein ya escribió en su artículo ¿Por qué socialismo? de 1949:
“Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar los graves males de la sociedad, el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada…”
PSOE y PODEMOS podrían cumplir con este objetivo de Einstein, ahora que ya no mandan los barones… y, con Mariano, ya lo dijo Galbraith:
“Cuanto mayor la riqueza, más espesa la suciedad.”

Mark de Zabaleta