miércoles, 8 de julio de 2015

Stiglitz habla claro...



Joseph Stiglitz, Nobel de Economía: "Las condiciones impuestas a Grecia son indignantes"…
"La exigencia (por parte de los acreedores) de que (Grecia) llegue a un superávit fiscal de 3.5% antes de 2018 es una garantía de que el país seguirá experimentando una depresión".
"Para mi es obvio que la austeridad ha fracasado. El pueblo griego fue el primero en decir: 'Nos negamos a renunciar a nuestra democracia y aceptar esta tortura de Alemania'. Pero con suerte, otros países, como España y Portugal, dirán lo mismo".
Al igual que Argentina, Grecia declaró un "corralito" bancario y ahora discute si sigue el camino de Buenos Aires, que en 2001 optó por el cese de pagos más grande de la historia. ¿Hay alguna enseñanza para Grecia de lo que pasó en Argentina?
"Me parece que hay una importante lección a partir del éxito de Argentina".
Stiglitz dice que Argentina se benefició de declararse en default.
"Después del default, Argentina empezó a crecer a una tasa del 8% anual, la segunda más alta en el mundo después de China".
"Estuve en Argentina y vi el éxito que tuvo, y lo que hizo para los estándares de vida".
"La experiencia argentina prueba que hay vida después de una restructuración de deuda, y después de dejar un sistema cambiario".
"El euro fue solo parcialmente exitoso por ocho años. Fue un experimento corto, en mi opinión, fracasado, a menos que cambien dramáticamente lo que están haciendo".
Lo de Grecia no es el fin del mundo...
Lo dice un premio Nobel...


Mark de Zabaleta





6 comentarios:

Primitivo Algaba Mansilla dijo...

¡Qué interesante!, un abrazo, Mark

Manuel dijo...

Totalmente de acuerdo. Argentina ha salido adelante a pesar del estado neoliberal que implantaron Carlo Menem y De la Rua, vendiendo el país a precio de saldo a empresas privadas, algunas de ellas españolas, dejando el poder económico en manos de grupos financieros extranjeros, y llevando a los trabajadores a la miseria más absoluta. Pero ahí están.
En Grecia, más de los mismo con Nueva Democracia y otro partido que en estos momentos no recuerdo su nombre, bailando al ritmo del neoliberalismo europeo, que son los que marcan las pautas a seguir. Por esto mismo doy un ¡BRAVO! al pueblo griego con ese NO tan rotundo a esa política genocida sobre los pueblos del sur (así se le llamó en Argentina ¡GENOCIDIO SOCIAL! a lo que consiguió este tipo de política). Y espero que los griegos no sean los últimos en decir NO, para que dejemos de ser algún día marionetas al servicio del dinero privado.
Un abrazo, Mark.

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Mark:; creo que el Nobel de Economía, Stiglitz, es muy sabio y piensa que Europa sigue errando con Grecia. Pienso que siempre se puede llegar a un acuerdo por ambas partes, pero rebajando un poco las exigencias. Además creo que sería un acierto lo que Joseph apunta: “alargar los vencimientos de los créditos concedidos a Grecia puede funcionar, reducir los intereses, perdonar una parte de la deuda o reconvertirla en bonos ligados al crecimiento del PIB, que Grecia pagaría cuando se recuperara. Esto sería alinear los intereses de Grecia y de sus acreedores a la vez que se permite una rápida recuperación”…¿por qué esas mentes que piensan bien poco no hacen caso a los que de verdad piensan con la cabeza? Un feliz fin de semana

Independiente Trashumante dijo...

Sí, es un enorme fracaso para la mayoría y un enorme negocio para una minoría.

Gracias y saludos.

Juan José Pintado dijo...

Acertadísimo comentario.
Saludos

Ger mán dijo...

Tiene razón, salvo en poner a Argentina como ejemplo: Argentina siempre está mal, haga lo que haga.