viernes, 1 de enero de 2016

La incertidumbre económica para España en 2016.



Aunque es verdad que el precio del barril de petróleo ha bajado mucho (…y no lo mismo en nuestras gasolineras), y que el ciclo económico de crecimiento mundial podría mantenerse, con una debilidad de los precios de las materias primas que se ha reflejado durante 2015 en la depreciación de las monedas locales de muchos países emergentes, es obvio que los ciudadanos españoles no ven esa “evidente” salida de la crisis que nos venden algunos políticos.

La cruda realidad es: Economías como Estado Unidos, Alemania, Japón o Reino Unido con tasas de crecimiento esperadas al alza pero en una tasa cercana al 2% y por otro lado a las emergentes con gran volatilidad y crecimiento a la baja, y como gran ejemplo China, que crecerá en el 2016, según el FMI , menos del 6,3% frente al 6,8% del año en curso.

¿Y España? Keynes ya estudió que los mercados no generarían automáticamente el pleno empleo, y que durante las crisis económicas podría haber largos periodos de paro a gran escala. Sostenía que el Gobierno tenía el deber de aliviar el sufrimiento de los parados aumentado la demanda agregada de bienes y servicios. 

“No hacemos nada porque no tenemos el dinero necesario”, decía Keynes en 1930 a un comité gubernamental que investigaba las causas de la crisis económica. “Pero es precisamente porque no hacemos nada por lo que no tenemos dinero”.

La negociación política que se abre ahora tras el complejo resultado electoral en las elecciones generales…puede acabar en la imposibilidad de formar Gobierno. Esto generaría la temida incertidumbre económica, llevando incluso a un final brusco de nuestra recuperación económica dependiente del entorno mundial. Ciertamente las temidas Agencias de Calificación (Moody's…) no han tardado mucho en pronunciarse.

La receta de Keynes para salir de la crisis consiste en reducir el desempleo mediante el aumento de la Demanda Global, incrementando el Consumo al bajar los impuestos directos: los ciudadanos disponen de una mayor renta para incrementar su gasto, y Ampliar el gasto público, que refuerza e impulsa directamente esa demanda global.

¿Alguien espera, de verdad, que una “alianza” PPSOECiudadanos podría implementar esa “receta” Keynesiana?

Los que controlan la Economía mundial hacen su negocio en base a las Expectativas, y el miedo que transmiten a los ciudadanos que quieren cambiar “sus reglas del juego” es una de sus mejores bazas para mantener esas Expectativas de riqueza…

Feliz 2016
Mark de Zabaleta

3 comentarios:

Independiente Trashumante dijo...

Sí, la economía actual se basa en una expectativa de (imposible) crecimiento continuo. ¿Cómo gestionar lo imposible? Está claro que a base de perpetuar la miseria de algunos (o de muchos).

Gracias y saludos.

Aurelio dijo...

Siempre incisivo, amigo Mark. ¿Qué nos deparará este 2016?
Feliz año.
Abrazos!!

Ger mán dijo...

Ni las agencias de calificación, ni la propia gente, tiene demasiadas esperanzas en la capacidad de gobierno en España. Ayer salió una encuesta según la cual el temor por acabar en el paro ha aumentado, mientras que el rechazo hacia la corrupción y la escasa capacidad de nuestros políticos ha bajado. Lógico: la gente se deja de esperar demasiado de los politicos de este país, y pasa a temer directamente el paro.