viernes, 12 de septiembre de 2014

Manipulación y Paradigmas…en Bolsa.



Un paradigma es un conjunto de reglas que “rigen” una determinada disciplina.
La observación y el análisis estadístico, en la economía, los negocios, las empresas y la política llevan a un permanente cambio de esas reglas. Los que se anticipan a los cambios son los innovadores, aquellos que incluso cuestionan los paradigmas. Y para ello pueden utilizar “efectos” externos:

Efecto melancolía invernal: Una curiosa evidencia estadística muestra como en las bolsas los rendimientos son peores en los días nublados que en los soleados. La explicación: el tiempo afecta el humor de las personas, que se vuelven más adversas al riesgo cuando no hay sol.

Efecto Hava nagila: En la universidad de California, los economistas Frieder y  Subrahmanyam descubrieron en 2003 que en los días previos a la festividad judía de Rosh Hashaná, las acciones tienden a subir; y en cambio suelen bajar en la previa del más solemne Yom Kipur. El estado de ánimo en Wall Street, un lugar donde la comunidad judía es muy influyente, era la explicación facilitada por los académicos. En la bolsa de Israel el efecto es cinco veces mayor. Saint Patricks y su gran ingesta de cerveza es otro evento que impulsa al alza los precios de activos.

Efecto Halloween: En octubre, un mes particularmente negativo en la bolsa americana, los últimos días suelen ser peores todavía. De todas las anomalías bursátiles, esta es la que tiene una explicación más lógica: en los EE.UU., para la época de Halloween cierran los balances, y muchas empresas venden activos para pagar sus impuestos.

Efecto Lunes: en Argentina el Club de Finanzas Cuantitativas de la Universidad Di Tella analizó los datos del mercado local. Los economistas  Truppia, Calderón y Besansón hallaron una evidencia confirmada del “efecto lunes”: ese día, los rendimientos de las acciones suelen ser en promedio entre 9 y 46 puntos básicos menores que el resto de la semana.
Evidentemente, éstos son sólo algunos ejemplos de un fenómeno psicológico que tiene un reflejo bursátil, aunque esa euforia posiblemente pasará en poco tiempo según se asuma el verdadero peso de las noticias reales sobre Empresas y Países, porque, a fin de cuentas, no es más que una inyección de moral a los consumidores para que sigan comprando…en Bolsa!
Como dijo Galbraith: “Para manipular eficazmente a la gente es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”…

Mark de Zabaleta

8 comentarios:

Germán dijo...

Podríamos entonces hablar de los humores de la bolsa. Incluso parece a veces un poco caprichosa. A lo mejor es que la han malcriado.

Javier Carrasco dijo...

Claro, las fiestas y la religión son muy propicias a todo tipo de manipulaciones: sentimentales, consumista, patriótica, y ¡cómo no! también manipulación financiera. Esto queda ilustrado de manera pasmosa en la película "El lobo de Wall Street", que si no la has visto no deberías perdértela, con una interpretación magistral de Leonardo di Caprio, que por cierto, no llegó a cosechar ninguna estatuilla. Normal en la cuna del neoliberalismo.
Un abrazo

HArendt dijo...

Delicioso comentario.amigo Mark. Un saludo afectuoso desde las Canarias.

igoa dijo...

Interesantes efectos esos...
Saludos

Antonio Fernández López dijo...

Sé que lo que dices es verdad pero no me negarás que tiene su miga tragarse que el desarrollo o la miseria de una empresa o de un grupo de empresas esté ligado a unos efectos tan caprichosos como los que comentas. Un abrazo

Estrella dijo...

Mark, si en la vida diaria hay muchos factores externos que influyen en nuestras decisiones, ¿por qué no en los asuntos financieros?
El sol estimula, a mí al menos me estimula, los días oscuros le hacen a uno refugiarse en sí mismo. Y una fiesta, ese vinillo, esa euforia, la alegría, hace que se actúe más inconscientemente, más a golpe de intuición y emoción.
Después de todo, esos "lobos de Wall Street", como dice Javier no son más que simples mortales.
Un beso.
Estrella

inma dijo...

Curioso, no sabía que existieran. Es como eso del efecto mariposa???, pero en economía. Me sorprenden las noticias, por ejemplo, tras la muerte de Botin, que ponían el acento en cómo reaccionaría la bolsa.
Vivir para sorprenderse.
Cordial saludo

celestepv dijo...

808La manipulación no se tiene que notar, pero actualmente se nota demasiado.
Saludos.