jueves, 8 de septiembre de 2011

La Productividad del “garçon” de Café (Jean-Paul Sartre)

Jean-Paul Sartre estaba sentado en un típico Bistrot parisino cuando observó el trabajo del “garçon” escribiendo: Consideremos a este camarero en el Café.  Su movimiento es raudo y preciso, demasiado exacto, demasiado rápido, va hacia los clientes con un paso demasiado ágil, se inclina con demasiado apresuramiento, sus ojos, su voz expresan un interés demasiado lleno de solicitud por el pedido del cliente….
Él juega, se divierte. ¿Pero a qué está jugando? No hay que observar mucho rato para darse cuenta: “está jugando a ser camarero de Café”.
¿Por qué juega? Porque tiene miedo de realizarse realmente, explicará Sartre en  “El ser y la nada” (1943).  El camarero se miente y esta mala fe no hace sino traicionar su miedo a existir libremente.
Porque si hay una cosa que defiende el existencialismo, es que el hombre es libre. Libre y al mismo tiempo condenado a escoger su vida y a comprometerse con ella.
Ahora bien, algunos rechazan este destino y prefieren simular y fingir más que existir realmente. Sartre, sin embargo, sostiene que el hombre se realiza cuando muestra “lo que él es”, sin juego ni mentira…
Aunque estoy seguro de que en aquella reflexión Sartre no pensaba en la productividadEl único camino para que un negocio pueda crecer y aumentar su rentabilidad es aumentando su productividad.
Y uno de los aspectos fundamentales, junto a la utilización de métodos y sistemas salariales, es el estudio de tiempos   y ese “demasiado” no deja de ser muy positivo para la Productividad.
¿Somos libres pero estamos condenados a se Productivos?

Mark de Zabaleta


16 comentarios:

Inma dijo...

Cuando se alcanza un grado de satisfacción vital, somos libres y dejamos de interesarnos por la productividad. Cuanto menos necesitemos para vivir, más libres. Me ha recordado a aquellas declaraciones tan desafortunadas del ministro Arias Cañete..."esos camareros de toda la vida, que le pides una tostá de manteca colorá, y café y te lo traen rápido". (es una pequeña broma).
Un cordial saludo

Lorenzo Garrido dijo...

En francés, 'jouer', jugar, quiere decir también 'interpretar un papel': jouer un rôle.

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Inma,

Me ha hecho mucha ilusión tu comentario...pensaba que nadie iba a recordarlo !

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Lorenzo,

Efectivamente "jouer" podría traducirse por representar, interpretar , pero "jugar a" encajaba bien con la idea de divertirse haciendo un "movimiento contínuo" (la referencia a Paganini es obligada!)...y queda "distinto". Estoy de acuerdo en que, en España, estamos condenados a bailar al ritmo que nos marca Alemania !

Saludos
Mark de Zabaleta

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga dijo...

Mientras estemos endeudados no seremos libres y debemos de ser más productivos para librarnos de las cadenas que nos unen con la deuda.

Miguel Guinea dijo...

Afortunadamente para mejorar la productividad no es necesario producir más, que ya estamos atascados de cosas superfluas, sino mejor.

Saludos

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Produzcamos lo que produzcamos los beneficios son para los dueños del capital. Para el resto solo nos queda ver a los ricos como disfrutan de sus beneficios... si ya sé que soy un ignorante.

Juliana Luisa dijo...

una cosa es "ser productivo" y otro "ser" simplemente

L.N.J. dijo...

En la mayoría de las circunstancias si "eres" sin mentirte a ti mismo ya estás condenado. Por eso existe la condena, a veces tan simple y ridícula que empequeñece la existencia humana.
No lo deseas pero somos parte de esa sociedad productiva. Una deuda muy cara ¿no te parece?.

Esta es la música de piano:

http://youtu.be/VEft1kkrTTk

Besos.

Mark de Zabaleta dijo...

La Deuda siempre nos tiene "obligados" ...pero es la única forma de apalancarnos tanto a nivel privado (¿Cómo comprar la vivienda de otro modo?) como público (¿Cómo construir hospitales, invertir en generar empleo y renta...?). Lo realmente preocupante es que nos endeudemos por encima de nuestra capacidad de reembolso !

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Miguel,

Es una reflexión coherente. Produzcamos racionalmente !

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola "Orientador",
Al leer tu comentario he recordado a Karl Marx..."El ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa que un comité de administración de los negocios de la burguesía"...
Y Marx tampoco era un ignorante !

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Juana Luisa,
Mi artículo (aprovechando esa reflexión de Sartre sobre la "intensidad" del trabajo de ese camarero)trata de animar este tipo de debate...¿Vivir o vivir para trabajar?
This is the question!

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola L.N.J.,

Me planteas una curiosa diatriba ¿Debemos reaccionar contra esa condena porque vivimos una mentira?
El debate está ahí. Marx defendía que el motor de la historia es siempre la lucha de clases...¿siempre la violencia?

Gracias por el "tuyau" sobre el piano.

Un cordial abrazo
Mark de Zabaleta

L.N.J. dijo...

Nadie vive una mentira si no la desea, creemos en lo que nos apetece y la condena viene cuando nos dejamos engañar. Debemos reaccionar ante nosotros mismos, las masas son en parte las que hacen que un individuo que cree en él mismo, destaque sobre todas ellas.

La lucha de clases siempre ha existido y también la violencia. Me gustaría saber si de verdad podría desaparecer estos conceptos que no por dejar de ser optimista, siempre me quedo con la duda.

Saludos.

Mark de Zabaleta dijo...

Hola L.N.J.,

Ciertamente a veces nos refugiamos en nuestro pequeño mundo con la ilusión de que lo hacemos muy bien!
¿Luchar por mejorar? Con el poso/reposo de los años aprendemos a valorar lo poco que tenemos...sin conflictos! Vive y deja vivir...aunque no todo el mundo piensa así....

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta