miércoles, 14 de septiembre de 2011

“La sociedad opulenta” de Galbraith


Además de haber sido uno de los economistas más populares, Galbraith  fue diplomático, novelista, cronista periodístico y asesor en política económica de varios presidentes
Escribió  33 obras, siendo la más famosa La sociedad opulenta (1958), donde explicaba la riqueza de los  Estados Unidos de América  en bienes de consumo y su pobreza en servicios sociales,  en la idea de la existencia de un consumo masivo  (para Galbraith innecesario) promovido artificialmente por la publicidad y de un espectacular crecimiento con desigualdades internas e inflación.
Según Galbraith, la brecha entre la provisión de bienes de consumo y sociales llegó a ser desproporcionada, lo que sería de un efecto problemático: “cuanto mayor sea la cantidad de bienes que adquiere la gente, tanto mayor es el volumen de envoltorios que desecha y tanto mayor es la cantidad de basura que se debe eliminar. Si no se proporcionan los servicios de saneamiento adecuados, la contrapartida de una opulencia creciente será una suciedad cada vez más intensa”.
Un  punto que curiosamente discute George J. Stigler, cuando dice que la publicidad es informativa más que manipuladora….
Mantuvo un enfoque social y cultural de la economía, siendo Crítico con la escuela neoclásica, Galbraith fue un liberal de tradición keynesiana y estuvo siempre considerado como el último gran heredero del viejo Institucionalismo Americano.
En Capitalismo Americano (1952), analiza la forma en que la economía estadounidense se ha desarrollado tras la segunda guerra mundial: por una parte la concentración oligopolística ha estimulado la innovación técnica, mientras que el poder de las grandes empresas quedaba limitado por los sindicatos, las organizaciones de consumidores y la intervención del estado.
Obtuvo la licenciatura de Economía Agrícola en la Universidad de Toronto. En los años 30 marcha a Estados Unidos, donde estudió en Princeton y se doctoró en agricultura por la Universidad de California en Berkeley (1934). Profesor en Harvard y otras grandes universidades americanas (Cambridge, Bristol, Austin y California) hasta 1975, ejerció de emérito en Harvard (emeritus professor of economics), siguiendo vinculado a dicha universidad hasta casi el final de sus días.
Fue Consejero de los presidentes Roosevelt, Truman, Kennedy y Clinton. De forma paralela a su actividad docente estuvo vinculado a organizaciones como el departamento estatal de agricultura durante la época del New Deal, y participó en la campaña demócrata para la reelección de Franklin Delano Roosevelt.
Fue el principal consejero de la administración de Kennedy, embajador en la India desde 1961 hasta 1963, y presidente de la Americans Democratic Action, en 1967, en contra de la intervención de Estados Unidos en Vietnam.
Desempeñó una labor importante en el campo de la paz. Asesoró en la  posguerra a las administraciones alemana y japonesa. Aunque discrepó con el presidente Johnson a causa de la guerra en Vietnam, ayudó a dar nacimiento a su programa “Gran Sociedad”.
En los últimos años, se opuso a la intervención en Irak abanderada por George W. Bush.
Galbraith fue un economista muy heterodoxo en su doctrina económica, aunque siempre muy en línea con Keynes y Veblen

Falleció el 29 de abril de 2006.

Mark de Zabaleta
http://www.becspain.com



6 comentarios:

Inma dijo...

Desde la publicación de la obra hasta nuestros días poco hemos cambiado. No hemos aprendido lecciones que la historia económica nos ha dado. Los últimos años hemos sido una sociedad "Opulenta" que vive de espaldas al consumo responsable. Ahora, todos nos acordamos de Keynes, a ver qué hacen los gobiernos de turno, sean del color que sea, para sacarnos del pozo.
Un cordial saludo.

Lorenzo Garrido dijo...

Creo que fue un buen hombre; tenía razón al decir que la publicidad inflaba artificialmente el consumo. Eso es obvio.

Juliana Luisa dijo...

Siempre aprendo muchas cosas leyendo sus entradas. No estoy en condiciones de comentar o aportar algo.
Muchas gracias y un saludo.

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Inma,

Tienes mucha razón !

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Lorenzo,

Comparto esta opinión, Fue un gran economista que intentó aportar su saber a los políticos...con escaso éxito!

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Juliana Luisa,

Mi más sincero agradecimiento por estas visitas.

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta