viernes, 1 de abril de 2016

¿Ustedes se lo creen? ¡Keynes y Hayek juntos!






"Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible."
Como bien dice la frase atribuida al torero Rafael Guerra Bejarano "Guerrita"...
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han interpretado un intento de acercamiento en el que este último llega incluso a autoexcluirse de un hipotético Gobierno conjunto para alcanzar un acuerdo, pese a que los dos parten desde planteamientos muy distintos y distantes. Y es muy sorprendente que, ahora, Pablo Iglesias renuncie a su ya famosa vicepresidencia virtual.
Incluso el socialista Sánchez llegó a afirmar a la salida de esa larga reunión que veía más cerca la posibilidad de formar un gobierno que de nuevas elecciones, aunque reconoció que el pacto a tres (sus 199) que pretende, que incluiría a socialistas, Podemos y Ciudadanos, era "casi imposible", al igual que la posibilidad de un Ejecutivo tripartito. Sin embargo, el líder socialista tomaba el acuerdo firmado con el partido de Albert Rivera como base de la negociación con Iglesias, y afirmaba que cualquier acuerdo de Gobierno debía tener el beneplácito de ellos, pese a ser una de las grandes trabas en la relación entre PSOE y Podemos.
Pablo Iglesias dejó claro que Podemos no estaba dispuesto a apoyar ni a abstenerse ante un teórico gobierno de PSOE y C's, y basó su opción de Gobierno en que sea el partido de Albert Rivera el que permita desbloquear la situación y deje gobernar a las izquierdas. "Saludamos la buena relación del Partido Socialista con Ciudadanos y pensamos que puede servir para que Ciudadanos permita por activa o pasiva un Gobierno de coalición", llego a decir Iglesias, tras sorprender al anunciar que renunciaba a ser el vicepresidente de Sánchez. "Si para que haya un Gobierno a la valenciana en España y de coalición progresista mi presencia en ese gobierno es una dificultad para el partido socialista, estoy dispuesto a ceder y a no estar en ese gobierno”.
Keynes suele ponerse como ejemplo de defensor de la intervención gubernamental en los mercados, mientras que Hayek está considerado el defensor del capitalismo liberal… ¿Alguien cree, sinceramente, que podrían estar juntos en un mismo gobierno?
Combinar Economía Social con los intereses capitalistas es muy complicado, y en Europa estamos limitados por el Euro y por las limitaciones impuestas por Bruselas.
Y Albert Rivera, al igual que Mariano Rajoy, no saben enfrentarse con Europa (se limita este último a engañar con lo del déficit…lo necesitaba para intentar salvar los muebles en las Elecciones).
Ya lo dice Leo Harlem: “Europa es una comunidad de vecinos donde siempre manda la misma: Angelita”.

Mark de Zabaleta

3 comentarios:

Manuel dijo...

Lo veo igual que tu, Mark; aunque yo, siendo Pablo Iglesia me abstenía, ya que se presentan tiempos difíciles, con el déficit público por incumplir durante cuatro años, y las recomendaciones de la UE que vendrán a continuación; así que me quedaría como única oposición, desde donde podría demostrarle al PSOE que una cosa es la que dicen en campaña, y otra la que hacen cuando gobierna. Además, como partido emergente que es Podemos, les digo: que las prisas no son buenas consejeras.
Abrazos.

Antonio Fernández López dijo...

Al final, lo que parece es que todos tienen claro que el destino del posible gobierno es el fracaso y que nadie quiere cargar con la responsabilidad de que la gente le acuse de haberlo provocado. Un abrazo

Ger mán dijo...

Lo interesante será ver qué pasará con una nuevas elecciones.