viernes, 1 de mayo de 2015

Rajoy y el síndrome de Casandra






En la mitología griega, Casandra era un sacerdotisa a la que el dios Apolo concedió el don de la profecía para más tarde maldecirla por no querer casarse con él, condenándola a guardar este don pero sin que nadie creyese sus predicciones…
 Así, el síndrome de Casandra define lo que experimenta quien entrevé lo que va a suceder en un futuro pero al expresarlo nadie le cree.
“Yo me he visto asaltado por el síndrome Casandra”, decía Mariano Rajoy en el Círculo de Economía Sitges 2010. Y lo repitió varias veces…
Porque, al parecer, nadie le creía.
Ya en el Gobierno, en el 2012 decía, tratando de justificar la ayuda europea a la banca española:
“Ayer ganó el futuro del euro. Lo de ayer forma parte de un plan global de saneamiento de la economía española. La situación económica es muy delicada y estamos obligados a hacer un gran esfuerzo”…
¡Y eso que no ha habido rescate alguno!
Para 2014 el discurso de Mariano era: “El 2015 será el año del despegue definitivo de la economía”…
Desde Moncloa son especialistas en vender humo…que lo está por venir será mejor que lo que ya existía y, si no pueden prometerlo, su estrategia pasa por mostrar una situación catastrófica para que la supuesta salvación parezca menos mala, y un claro ejemplo es el “Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades” con el que el presidente del Gobierno estrenó su mandato…
¡Pero hay que preparar las elecciones y tratar de salvar los muebles…y Mariano es capaz de anunciar lo imposible: creará un millón de puestos de trabajo en dos años!
Y el pueblo está cansado de tanta manipulación y comienza a pensar en otras alternativas políticas, pero Mariano pretende hablar de la insolvencia de otras formaciones…presentando a sus candidatos como "políticos preparados y cualificados, que saben de lo que hablan y tienen experiencia". "No estamos para amateurismos".

¿Puede hablar ahora de Casandra? Porque es muy difícil creer en sus predicciones… porque ha demostrado su “gran experiencia” para gobernar en estos cuatro años…de verdadero amateurismo.
“Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible”

Mark de Zabaleta

7 comentarios:

de soslayo dijo...

Sí, Mariano, pero en la foto me da un aire a ET. "Mi casa...".

Igual de un momento a otro le puede la nostalgia y se va... Galicia está preciosa en esta época del año... Ya, no nos caerá esa breva... Opino igual. Muchas gracias.

Salud.

Antonio Fernández López dijo...

Es verdad lo que dices. Yo, cada vez que lo escucho me digo lo mismo: NO PUEDO CREER QUE ÉL SE CREA LA CANTIDAD Y LA CALIDAD DE LAS MENTIRAS QUE CUENTA. Pero él, tan fresco, En cada momento dice lo que tiene que decir o lo que le dicen que diga, tanto si es lo mismo que dijo ayer como si es lo contrario. Espero con ansia las elecciones a ver si nos llega viento fresco. Un abrazo

Amatista Amatista dijo...

El mismo no se cree,que difícil es todo...un abrazo estimado amigo

inma dijo...

¿Realmente hay tantos millones de españoles que aún le creen?, lo digo por los votantes que, se supone, darán su confianza al partido que preside el impresentable jefe del partido que lleva desde su fundación financiándose ilegalmente.
Muy bueno, Mark.
cordial saludo

galanygarciah dijo...

en las caras visibles del PP esta lleno de Casandras , no solo es Rajoy , pero lo realmente DRAMATICO es que aun hayan ciudadanos en este país que les voten

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Ni él mismo se lo cree.

Ger mán dijo...

ZP se fue con 17,8 millones de ocupados y 5,3 de parados, y una tasa de paro del 22,6%. Según la última EPA hay ahora 17,5 millones de ocupados, 5,4 millones de parados, con récord del juvenil, y una tasa de paro del 23,8% de la población activa. Con un precio del petróleo y unos intereses de la deuda de récord. Y teniendo presente que las estadísticas sobre el empleo directamente se falsean con una precariedad laboral cada vez más absurda. Hay que tener mucha cara para salir haciéndose ahora el visionario, cuando es incapaz de seguir un programa e incumple cualquier promesa que haya hecho en campaña. Espero seamos capaces de echar a patadas a esa banda de impresentables en las próximas generales. Me da igual lo que venga después, mi esperanza es que los españoles sepan echar a esos caraduras.