viernes, 24 de abril de 2015

Krugman: el gran error de Europa es no ser Keynesiana…






Y lo explica claramente…En Estados Unidos, la Casa Blanca y la Reserva Federal se han mantenido generalmente fieles a la economía keynesiana habitual.
El Gobierno de Obama siguió creyendo en la noción recogida en los libros de texto de que el gasto deficitario es, en realidad, algo bueno en momentos de depresión económica. Por otra parte, la Reserva no escuchó las amenazadoras advertencias acerca de que estaba “degradando el dólar”, y se mantuvo fiel a la idea de que su política de no subir los tipos de interés no generaría inflación mientras la tasa de paro siguiese alta.
En Europa, en cambio, los responsables políticos estaban dispuestos a tirar por la ventana la economía de los libros de texto, y deseosos de hacerlo, en favor de otros puntos de vista nuevos. La Comisión Europea se aferró de buena gana a las supuestas pruebas que respaldaban la “austeridad expansiva”, y rechazó el argumento clásico favorable al déficit, para optar por la idea de que recortar el gasto en momentos de depresión económica en realidad genera empleo, ya que hace aumentar la confianza. Mientras tanto, el Banco Central Europeo se tomaba a pecho las advertencias sobre la inflación y, en 2011, subía los tipos de interés, a pesar de que el paro seguía estando muy alto.
Puede que algunos lectores recuerden la cantidad de burlas que hubo hacia las predicciones de los economistas keynesianos, Krugman entre ellos, que decían que los tipos de interés se mantendrían bajos aunque el déficit presupuestario fuese enorme; que la inflación seguiría estando controlada aunque la Reserva Federal comprase grandes cantidades de bonos; que los recortes drásticos del gasto público, lejos de generar un boom económico debido a la confianza, hundirían todavía más el gasto privado. Pero todas esaquellas predicciones se cumplieron.
Y Paul Krugman añade: Si quieren sentirse deprimidos de verdad en relación con el futuro de Europa, lean el artículo de opinión de Wolfgang Schäuble, el ministro de Economía de Alemania, publicado en el Times. Representa un rechazo absoluto de todo lo que sabemos acerca de la macroeconomía, de todos los conocimientos que se han visto confirmados por la experiencia europea de los últimos cinco años. En opinión de Schäuble, la austeridad genera confianza, la confianza crea crecimiento y, si no funciona así en su país, es porque no lo están haciendo bien.
Lo dicen los libros de texto…
Mark de Zabaleta

4 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

iteresanta documento lleno de luz para sus lectores .saludos Mark

Ger mán dijo...

Muy buen artículo.

Antonio Fernández López dijo...

Yo no puedo aceptar que para que la economía funcione bien hace falta que tanta gente, de la que menos tiene, sufra de la manera que está sufriendo. Es mas, es que aunque fuera cierto, que estoy seguro que no lo es, no aceptaría semejante precio. Un abrazo

Amatista Amatista dijo...

Es un precio muy alto,un artículo estupendo con tu bien hacer,saludos