domingo, 22 de mayo de 2011

OWEN : El Cooperativismo como solución

La escuela neoclásica (Jevons, Marshall) es un enfoque económico basado en el análisis marginalista y el equilibrio de oferta y demanda. Entre los supuestos de enfoque neoclásico está que el comportamiento económico surge del comportamiento agregado de individuos que son racionales y tratan de maximizar su utilidad o beneficio (el ejemplo de la Coca-Cola)…hasta la última lata/gota (la marginal…).
Frente a este “equilibrio” entre lo que venden los capitalistas y compran los consumidores está Marx, y para él la clave del capitalismo era la explotación como fuente de beneficios y de crisis. El capitalista se apropiaba de una plusvalía material (lo que obtiene del trabajo que no remunera)…y, al final, “el motor de la historia era la lucha de clases” (Dialéctica). Ya tenemos el famoso Materialismo Histórico Dialéctico.
Y entre el negocio de compra-venta (demanda/oferta) y la lucha revolucionaria ¿No hay otras ideas de los expertos economistas?
Hablaremos de Robert Owen (1771-1858), socialista utópico, considerado como el padre del cooperativismo.
Nacido en Newton, Gales, uno de los centros industriales textiles británicos, Robert Owen no creía que la explotación y malas condiciones laborales de los trabajadores fuesen una condición necesaria para la acumulación de Riqueza. Por esta razón, Robert Owen hizo un experimento en las fábricas de New Lanark -cuya dirección asumió en 1800 al casarse con la hija del dueño-… zona donde los trabajadores eran conocidos por libertinos y borrachos. Sus ideas de reforma social le llevaron a establecer  en Escocia la cooperativa obrera New Lanark.
La teoría consistía en que una fuerza de Trabajo satisfecha era una mano de obra eficiente. "Mejorando el entorno se mejora al hombre", solía repetir. De este modo, en su fábrica redujo el trabajo de los niños y dio énfasis a la educación. Elevó los salarios, disminuyó los horarios,  dio más luz a las fábricas, y construyó áreas verdes.
Los resultados que obtuvo Robert Owen fueron sorprendentes: contrariamente a los pronósticos, se obtuvieron sustanciosos beneficios en New Lanark. Pero todo esto acabó por enfrentarle a sus socios capitalistas…que podían ganar más sin tanto gasto “superfluo”.
Robert Owen creía en la posibilidad de desarrollar un sistema económico alternativo basado en la cooperativa . Su planteamiento era utópico, pero no irreal, porque pretendía sustituir el sistema capitalista por otro más justo que evitara los problemas en la agricultura e industria británicos. Desde su perspectiva los obreros debían unirse para crear una nueva realidad basada en cooperativas que fuesen más rentables que las industrias. Cooperativas de producción que fabricasen y cultivasen con salarios dignos y Cooperativas de distribución que vendiesen esos productos a precios razonables. Ideó los Bazares Obreros, establecimientos de intercambio de productos por medio de bonos cuya unidad era la hora de trabajo rendido.

Muchos piensan que sus ideas se apoyan en Rousseau “El hombre es bueno por naturaleza pero las circunstancias no le dejan serlo”…”La naturaleza ha hecho al hombre feliz y bueno, pero la sociedad lo deprava y lo hace miserable”.
Es interesante su percepción pacifista de que simultáneamente a las ideas de que una comunidad ejemplar puede servir de soporte a un cambio social profundo,  esta  reforma social puede ser independiente de una acción política y la toma del poder.
Los socialistas utópicos defienden la cooperativa como  instrumento de reforma moral y política, debido a sus ideales socialistas basados en la perfectibilidad del ser humano mediante la educación y la mejora de su entorno. Consideran que la cooperativa es la mejor forma de organización de la unidad productiva, porque dentro de ella el incentivo para el trabajo es mayor que el mero salario. Esta organización eficiente de la producción nos llevará a la abundancia, lo que a su vez facilitará esa reforma moral que pretenden…
Es interesante conocer algo sobre Owen (que vivió en la época inglesa de Marx, Jevons y Marshall)…. ¿ socialista o economista utópico?

Mark de Zabaleta







9 comentarios:

Lorenzo Garrido dijo...

Owen fue un buen hombre y no hizo sino aplicar el sentido común. Por desgracia, no es su criterio el que hoy se sigue, sino el del egoísmo feroz de unos cuantos, que hacen y deshacen a su antojo, con toda la impunidad que les da un sistema tremendamente injusto. O acabamos de una vez con el capitalismo o él acabará con el mundo.

montejb dijo...

Felicidades Mark por la excelente aportación de Owen.

Efectivamente muchos economistas piensan en las bondades de Owen y oros autores de la misma escuela. Aquí en España hay varios economistas prestigiosos que promueven el cooperativismo por ejemplo Juan Urrutia con su teoría de la dispersión y fundador de la Sociedad de Las Indianas, una organización que conozco y sigo en su proyección y evolución, al igual que a sus dirigentes fundadores David de Ugarte y Natalia, a los cuales conocía en marzo del 2009 en un acto sobre cooperativismos en las nuevas tecnologías. Gente extraordinaria en la vanguardia del progreso tecnológico. Pueden ver los link de los Indianos y de Consultoría artesana en red en mi blog Quisiera.

También hay otros referentes cooperativos como el Grupo Mondragón, en situación difícil, con multitud de industrias de todo tipo, (Fagor, Eroski, etc.), y empresas de servicios incluida una caja del grupo, si no a sido absorbida o a desaparecido a consecuencia de la crisis, que para sortearla, lleva 2 años exportando su modelo empresarial a China, aprovecho la ocasión aquí para desearles lo mejor.

Un saludo para todos,
Juan Bernardo montejb

J. Luisa González dijo...

¿Está relacionado lo que decís con lo denominado "capital social" de unargión o país?

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Lorenzo,
Desgraciadamente es complicado fomentar el espíritu cooperativista en este entorno capitalista...pero tal vez sea la solución en España ante una tasa de paro "oficial" del 20%...

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Juan Bernardo,
Veo que conoces bien este tipo de estructura. Gracias por este interesante comentario.

Un cordial saludo

Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

El capital social es el importe monetario, o el valor de los bienes que los socios de una sociedad le ceden a ésta sin derecho de devolución.
Y una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para formar una organización democrática cuya administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden los socios.
En algunas estructuras de Cooperativa (no en todas) el planteamiento de aportación sin derecho a devolución ha sido utilizado. Normalmente esos derechos son transmisibles a los nuevos cooperativistas.

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta

Juliana Luisa dijo...

Considero que, en estos momentos, el cooperativismo es una excelente alternativa. ¿Cómo podría promocionarse? No se si estoy confundida, pero creo que ahora reciben el nombre de empresas responsables, no salen en Bolsa y todos los beneficios se reinvierten.

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Juliana Luisa,
El Cooperativismo recibe distintas apelaciones según los países, pero el espíritu de abaratar precios en la producción garantizando los puestos de trabajo es un objetivo común.
Una política keynesiana de apoyo gubernamental, con facilidades fiscales y financieras, podría ser la clave para utilizar este sistema y reducir la tasa de paro.

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta

montejb dijo...

Buen día Mark y lectores.

Por ejemplo; El aumento del ritmo en la producción de bienes y productos y la velocidad en los medios de transporte, suponen en el tiempo una grave eliminación de mano de obra en su conjunto y a escala sectoriales relacionadas interdependientes, amén de excedentes de producción y/o stocks.

Si tenemos en cuenta que el incremento de producción supone una mayor cuota de mercada y beneficio, resulta que se produce un coste marginal de deterioro de mano de obra a futuro que el estado tendrá que asumir en un momento dado.

Por tanto es esencial, encontrar un sistema equilibrado de ritmo de producción de modo que manteniendo la rentabilidad se genere empleo o el máximo de ocupación con otras actividades de actualización educativa.

Saludos para todos,
Juan Bernardo montejb