jueves, 24 de marzo de 2011

David Ricardo, “la Teoría de la Ventaja Comparativa”

Ricardo y Malthus fueron contemporáneos y trabajaron en desarrollar las ideas presentadas por Adam Smith.
David Ricardo (1772-1823) comenzó a trabajar con 14 años en la Bolsa de Londres. Se especializó en los valores públicos, y a sus 40 años ya tenía una fortuna respetable.  Tras leer a Adam Smith comenzó a publicar sus ideas sobre el tema del dinero.
En 1817 aparecieron sus “Principios de economía política y tributación”. Este libro le situó como el principal analista económico de su tiempo. Cuando entró como diputado en el Parlamento se le consideró como el profesor en economía de la Cámara de los Comunes.
Ricardo señaló el trabajo como común denominador crucial en todas las líneas de producción y apoyó el libre comercio de los productos agrícolas, desarrollando la “Teoría de la ventaja comparativa”: comparando las cantidades del factor trabajo necesario para obtener los bienes en distintos países. Cada país podría especializarse en la producción de aquel bien en que tuviera una ventaja comparativa.
Estaba claro que para Inglaterra sus intereses nacionales mejoraban cuando las importaciones se concentraban en productos agrícolas, ofreciendo a cambio las manufacturas británicas. Ricardo abogaba por la abolición de las Leyes de Cereales (proteccionistas de los terratenientes ingleses y su producción de trigo)
Este comercio internacional requería de un sólido sistema financiero. Según Ricardo, el sistema monetario nacional debería regularse para evitar la desorganización de la división internacional del trabajo.
La emisión (fabricación) de billetes en un país amenazaba su posición comercial. Más dinero con los mismos bienes suponía un aumento de los precios…luego las exportaciones serían menos competitivas y las importaciones más atractivas.
Ricardo apostó por una alternativa “bullonista” y mantuvo que la oferta monetaria interna debería ajustarse estrictamente con la reserva de oro del país.
En una forma embrionaria, David Ricardo resumió la teoría del patrón –oro.
Al final de su vida, y a pesar de haber criticado duramente a los terratenientes, Ricardo invirtió en tierras la mayor parte de su fortuna.
Mark de Zabaleta

11 comentarios:

Tatiana dijo...

Me gusta esta presentación de la economía en aquellos años. Parece todo tan lógico.

montejb dijo...

Muy bien Mark por la entrada a “la Teoría de la ventaja Comparativa”.

Efectivamente, redefinir lo que debiera entenderse por bienes, calidad y cantidad, permitiría establecer las bases de la emisión de dinero y un sistema sólido financiero, previsible, seguro, justo y equitativo sin discriminaciones.

Sin duda alguna, el único bien más preciado somos los seres humanos y la naturaleza que provee lo necesario para la existencia de la vida de todos los seres vivos y plantas del planeta. Seguido vendrían los recursos o bienes naturales necesarios en orden de esencialidad y prioridad para la armoniosa conservación y renovación. Más adelante en otro momento podemos tratar, en orden y preferencia, los medios creados por el hombre para alcanzar una calidad de vida y bienestar.

Organizar el modelo productivo y el procedimiento de los flujos del medio-instrumento de intercambio, es decir el dinero, es entre otras, una asignatura pendiente.

La ocupación y no el trabajo productivo directo, supone otro cambio importante y significativo a revisar como unidad productiva, pues se ampliaría a casi la totalidad de actividades y dedicación de tiempo de las personas, exceptuando las horas de descanso y libre ocupación.

Así pues, se puede establecer que la oferta monetaria debiera ajustarse como principio esencial, a la población existente y los recursos naturales como Bien Universal, organizando la distribución directamente para cada habitante o unidad familiar, asignando las partidas o rúbricas de disposición de acuerdo a las necesidades básicas esenciales reconocidas universalmente, a saber; alimentación, vivienda, educación, sanidad, contribución al Estado para los bienes, servicios y administración comunes, etc.

Seguimos en otro momento. Saludos para todos.

Abrazos para Mark.
Juan Bernardo montejb

montejb dijo...

Añadir que, la caducidad anual del dinero no gastado y la reasignación de nuevo de la emisión dineraria a primeros de cada año, facilitaría los flujos necesarios de todo el sistema productivo para alcanzar un ideal de calidad de vida, bienestar y progreso.

Saludos y un abrazo.
Juan Bernardo montejb

Mark de Zabaleta dijo...

Muchas gracias Tatiana por esta visita. La economía es una ciencia muy interesante, basta tomarla con interés y desde una perspectiva sencilla y coherente.

Un cordial saludo

Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Gracias Juan Bernardo. Es interesante leer estas reflexiones, racionales, sobre el papel desempeñado por los distintos factores económicos, para llegar a una conclusión que, de algún modo, "impregna" tus comentarios...coherencia.

Saludos
Mark de Zabaleta

ABEL ROS dijo...

La desventaja comparativa en la globalización actual ha sido el precio que han tenido que pagar las economías más desfavorecidas, ante la ideología de la globalización y la competencia por los recursos naturales en los intereses económicos globales.
La ventaja comparativa de Libia justifica la oportunidad belicista de aquellos que bajo la excusa de la protección civil, escondesn intereses para conseguir su ventaja local ante una inminente vitoria.
Un abrazo. Abel Ros
www.elrincondelacritica.com

montejb dijo...

Apreciado Mark, gracias por tu amable y sincero comentario aquí y en mi blog en El País. Por sino, tienes oportunidad de ver mi comentario respuesta, me permito reproducirlo resumido aquí con tu aprovación.

Empezaré por el final que comentas en mi blog referente a volver al patrón oro.

Como sabemos en Julio de 1944 se establecieron los Acuerdos de Bretton Woods. Entre otros aspectos además del reparto de cuotas entre las potencias de la época, se adoptó un patrón oro-divisas que quebró y quedó en suspenso a principios de los años 70, hasta la fecha. Posiblemente fue una gran oportunidad pérdida, que no se atendieran las recomendaciones de Keynes...

Rodando, rodando, hemos pasado por varias crisis del sistema y mal llamado modelo económico desde entonces, a base de parches y grandes progresos tecnológicos que han agrandado los problemas sociales y el desaprovechamiento, cuando no el mal uso de los recursos naturales y todo lo demás ya conocido. Curiosamente, en marzo de 1977 El País publico mi 1ª carta enviada, entre otras, a “Cartas al Director”, en la que en resumen decía, que ni en 50 años se salvarían las diferencias de rentas y PIB .....

En cuanto a mi planteamiento, afortunadamente, disponemos de los suficientes medios tecnológicos para gestionar un nuevo modelo productivo y los recursos necesarios, además de la multitud de alternativas, entre otras, la de necesidades para utilizar energías limpias renovables.

La mayor dificultad está en salvar el egoísmo y la cerrazón de quienes, pudiendo hacer mucho, no atienden a las cuestiones esenciales, pues en cualquier asunto que se quiera tratar, casualmente las cuestiones esenciales suelen ser muy pocas.

Vencer la resistencia de estos dirigentes y gobernantes será tarea difícil, pero no imposible.

Lo esencial somos los seres humanos, seguido de proporcionar la mejor calidad de vida y bienestar, respetando la libertad y libre iniciativa, proporcionando los medios y las oportunidades en igualdad de condiciones.

Naturalmente, cambiar las actitudes y comportamientos es esencial además de promover nuevo modelo productivo que debe de procurar "La motivación por el progreso y el bienestar del ser humano" como paradigma e ideal, sin la división y exclusión de las personas por cualquier causa, ya sean por discriminación de raza, sexo, clases o castas sociales, creencias, ideas, política, poder, dinero, y así seguido todo lo demás.

Voluntad de un puñado de líderes y dirigentes por aglutinar la aspiración de cualquier ser humano y por ende de toda la humanidad, en armonía y equilibrio con el entorno en que toda las personas puedan acceder y disfrutar activamente de los derechos humanos en libertad y libre elección, sin más condicionante que el conocimiento y la disponibilidad de cada cual con los medios de producción, transformación de la propia naturaleza y los recursos.

La vida de cada persona es demasiado corta como para estar desperdiciado inútilmente el tiempo para nada de provecho.

Todos los seres humanos sin excepción, tenemos el deber y la responsabilidad moral en hacer lo mejor que sepamos con nuestros semejantes y por nosotros mismo.

Querido Mark, qué opinas y qué soluciones propones?

Como siempre, recibe un abrazo,
Juan Bernardo montejb

PD. Pido disculpas por haberme excedido, aquín en tu blog y por no pedirte permiso.

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Juan Bernardo,
Como dicen en Francia "Je vous en prie", que quiere decir algo así como "faltaría más". Es un detalle recibir estos intercambios de opinión. Como he escrito en La Comunidad, el problema es que no saben qué hacer para solucionar un paro del 20%.
Antes se iba a Lourdes para esperar un milagro, ahora ZP va a confesarse con Merkel...pero España sigue igual, esperando nuestro turno tras Grecia, Irlanda y Portugal...
Antiguamente disponíamos de la política monetaria (devaluar, exportar, traer turistas, tener una inflación "suficiente" para no tener apenas paro...), pero ahora estamos en la zona Euro (ERROR), por lo que no nos queda más que la política fiscal (subir impuestos, porque quienes hablan de aumentar la productividad como alternativa...no viven en España!).
Pero es que tampoco han estudiado a Keynes!
Cuando Keynes hablaba de que UNOS trabajadores hiciesen zanjas para que OTROS trabajadores las tapasen planteaba una solución económica y social para REACTIVAR el Flujo circular de la RENTA con el apoyo del Estado. Ese salario permitiría desarrollar un nivel de consumo que ayudaría a la dinamización de la actividad empresarial, que contrataría más trabajadores para incrementar su producción y ventas (incluida una mayor exportación...).
Estoy simplificando mucho, aunque la M3 (masa monetaria) es una verdadera espada de Damocles para nuestra economía.
Seguiremos elucubrando de lo que pudo haber sido...si hubiésemos sabido quedarnos en la UE con nuestra propia moneda, como Suecia, Dinamarca e Inglaterra !

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Abel,

Interesante comentario. La Teoría de Ricardo planteaba una diferencia de las cantidades del factor trabajo necesario para obtener los bienes en distintos países. Cada país podría especializarse en la producción de aquel bien en que tuviera una ventaja comparativa.
No planteó la posibilidad de una guerra para controlar la producción de un bien...aunque la presencia británica en África y en Asia no estuvo lejos de la esquilmación de ciertos países...

Saludos
Mark de Zabaleta

montejb dijo...

Estimado Mark, me alegra poder intercambiar opinión y conocimientos de modo que podamos ampliar la perspectiva y horizonte de miras de los problemas para intentar acercarnos a posibles soluciones que siempre son transitorias y cambiantes.

El problema y fondo de la cuestión, no estriba en discutir el sexo de los ángeles que casi todo el mundo ya sabe que no existen. Uno de los problemas es que carecemos de líderes con la suficiente formación, perspectiva, visión y olfato, además

Mark de Zabaleta dijo...

Estamos totalmente de acuerdo. Antiguamente nuestro Congreso tenía Estadistas, grandes oradores y verdaderos políticos. Hoy en día tenemos representantes (comerciales?) que nos han vendido un producto masificado (marca blanca...)y que se limitan a "ver, oir y callar" mientras aprietan un votón según las instrucciones del jefe del grupo parlamentario....

No comment