viernes, 16 de septiembre de 2016

España amenazada





Este es el gran título del mediocre libro publicado por Luis de Guindos, donde se ha dedicado a teorizar/justificar las discutibles medidas adoptadas por el PP en materia económica para rematar con una gran declaración: “Rato no es economista”
Y lo dice el que era el número 2 de Rato. Muy ligado a la empresa privada, Luis de Guindos fue uno de los hombres fuertes del equipo económico del expresidente Aznar, que lo nombró secretario de Estado de Economía en 2002, cargo en el que estuvo hasta 2004.
De Guindos era el responsable en España y Portugal de Lehman Brothers cuando, en 2008, la entidad quebró por el escándalo de las hipotecas subprime, un terremoto financiero cuyas consecuencias todavía sufre la economía mundial. El escándalo le estalló en la cara a De Guindos, lo que supone una gran mancha en su currículum. Aunque la política, que lo perdona todo, le haya permitido ocupar la máxima responsabilidad económica en España. El pasado de De Guindos nunca pasará desapercibido por muchos libros que escriba.
Recuerden que fue el propio De Guindos el que aseguró al poco de ser ministro que el rescate a las cajas no iba a costar "ni un euro" al contribuyente. Y en el libro critica al gobierno socialista por sus ayudas a las cajas…cuando no menciona todo lo perdido con el PP… a lo largo de 2012 se dieron ayudas a las cajas que luego se han perdido.
También sería bueno recordar lo que decía en el 2003: "No hay burbuja inmobiliaria, sino una evolución de precios al alza que se va a ir moderando con más viviendas en alquiler y más transparencia en los procedimientos de urbanismo". Y luego fue lo de Lehman.
Es curioso ver cómo De Guindos explica que su propuesta era subir el IVA, aunque se impuso el criterio "político" de Montoro de subir el IRPF… sin aclarar el ministro de Economía por qué el Gobierno estaba "obligado" a subir impuestos y si no propuso recortar el gasto público. Aunque este “gran” economista asegura que él ya sabía desde varios meses atrás la que se nos venía encima con el déficit. ¿Y no se les ocurrió otra cosa?
En el libro Luis de Guindos critica con contundencia el sistema de las cajas de ahorro, la politización de sus órganos de dirección y las remuneraciones de sus directivos. Pero no dice que él fue consejero independiente de Banco Mare Nostrum, ni lo que cobró.
Ciertamente España sigue amenazada…por Luis de Guindos.


Mark de Zabaleta

7 comentarios:

celestepv dijo...

¿Qué se podía esperar de este tipo?
Escribe "España amenazada", pero ellos nos han dejado en "España, saqueada y podrida de corrupción".
Saludos

Antonio Fernández López dijo...

No puedo entender cómo después de tanta manifestación incompetente, la realidad nos dé como resultado que cada día tienen más apoyos. Un abrazo

ANNA dijo...

Te dejo mi blog de poesia por si quieres criticar gracias.
Me gusta mucho el tuyo.
http://anna-historias.blogspot.com.es.

Juan José Pintado dijo...

Contundente tu magnifico articulo.
Me pasaron para comentar un libro de este sr. sobre el mercado de la vivienda, y aquello era una falacia de principio a final: suponiendo aspectos esenciales inexistentes, existencia de competencia perfecta, etc... todos escribimos cosas mejores y peores, pero aquello no valía para nada.
Dentro del grupo de los economistas están, digamos, los oficialistas que defienden el status quo, y los que que tratan de ser más objetivos y, por tanto, críticos.
Los últimos tienen menos oportunidades y poco apoyo oficial, o de los poderes reales.
Esto es lo que explica, la mediocridad y con perdón ¨la cara dura" de algunos, que venden mentiras y manipulan a la opinión continuamente. Algunos caen del "pedestal" en el que se les ha puesto (caso de Rato), otros van ascendiendo a través de puertas giratorias...
He leido ultimamente dos libros que recomiendo, muy claros respecto a lo que está pasando desde hace años:
- Estos años bárbaros. Joaquín Estefanía.
- El precio de la desigualdad. Joseph E. Stiglitz
Saludos

Carlos Martinez dijo...

Sin comentarios jajaja. Te ha quedado tan redondo que no se puede decir nada. Me quedo sin palabras. Y solo por decir algo ¿Piensa alguien mirarle las cuentas a este tipo para ver si casualmente se ha beneficiado presuntamente sin querer del perdón a la banca de la deuda?.

Manuel dijo...

Mark, tiempo al tiempo, y veremos como De guindos se convierte en otro caso "Rato". Tanto monta, monta tanto.
Un abrazo.

Ger mán dijo...

Da la impresión de que se cree lo que dice. Ejemplo perfecto de alienación marxista.