sábado, 13 de agosto de 2016

Karl Marx sólo publicó un primer volumen de “El capital”.





Desde su llegada a Londres en 1849, Marx tuvo tiempo para consagrarse a El capital…un borrador que había iniciado un par de años antes.
Para él la clave del capitalismo era la explotación como fuente de beneficios y de crisis.
Con el tiempo, se producen conflictos entre la superproducción y la incapacidad de las economías para absorberlas (la Ley de Say de la economía clásica por la que toda oferta genera su propia demanda quedaba en entredicho).
Durante treinta años visitando diariamente la biblioteca del British Museum escribirá infinidad de notas y bosquejos…pero casi todo quedó en forma de apuntes.
Leyó a los economistas clásicos…y retomó en lo esencial el enfoque de David Ricardo sobre el trabajo incorporado: las horas de trabajo necesarias para proporcionar los medios de subsistencia a la mano de obra, y permitir su sustitución en la siguiente generación, era lo que determinaba el valor del trabajo (no cualificado).
Será Engels quien le convence para que entregue sus manuscritos, una parte de ellos, y publicar así en 1867 un primer volumen de El Capital, iniciado veinte años antes.
Los volúmenes siguientes, dedicados a las crisis, quedarán en estado de borrador…el segundo en 1885 y el tercero en 1894, tras la muerte de Karl Marx en 1883...fue Engels, su amigo, quien los preparó.
Pero Marx siempre conservó dos ideas clave de Hegel:
-   La de una “razón” en la historia, una permanente transformación que se pliega a las oscuras e implacables leyes del capital.
-   La Dialéctica, una confrontación y lucha entre contrarios (clases)
Aunque Marx pasó del idealismo de Hegel a convertirse en materialista, el fondo de su pensamiento siempre está ahí.
Fue Georgi Plejánov en la Rusia de Lenin quién acuñó la denominación de “materialismo histórico dialéctico”.


Mark de Zabaleta

7 comentarios:

Antonio Fernández López dijo...

Los que somos catecúmenos en la doctrina lo que no somos es ciegos. Quien quiera ver puede ver que en España hoy hay más ricos y más pobres que antes de la crisis. O? sea, más injusticia. Un abrazo

MuCha dijo...

hola tienes un blog diferente Ya te he visitado antes
me gusta aunque no conozco de lo que escribes

Manuel dijo...

Querido amigo. Es un placer leerte por lo mucho que se aprende con tus artículos.
Gracias.
Un abrazo.

igoa dijo...

Gracias, amigo Mark, estas teorias estan mas "encarnadas y visibles"que nunca.
Pero ahora, mas bien se trata de "cuantas horas tenemos que trabajar para que los neocapitalistas obtengan el mayor beneficio SOSTENIBLE", que para eso es la moda!
Saludos

Camino a Gaia dijo...

El crecimiento desbocado de la desigualdad abre la fosa del colapso.
Un saludo

CARLA BRUNI dijo...

Muy Interesante ese recuerdo de la teoría Marxista, cuando parece que nadie lo sostiene. O no lo conocen, ni el Manifiesto y todo es Historía de una determinada política Económica. Saludos.

Ger mán dijo...

Bueno, más o menos todo son borradores más o menos ordenados, quiero decir que solemos hacer pasar por productos elaboradamente acabados cosas que en realidad, no lo son tanto. Si no me equivoco, Wittgenstein no terminaba nunca los libros que leía, y a veces no partía del principio cuando los empezaba. Se daba un chapuzón y luego salía.