viernes, 10 de junio de 2016

Nuestro gran problema es el Euro = Paro...





En España tenemos un grave problema: el Euro.  Si todavía España tuviera la peseta (pero dentro de la UE como Inglaterra con la libra esterlina, Suecia con la corona sueca y Dinamarca con la corona danesa) se podrían haber controlado los tipos de interés adecuadamente y se podría haber actuado sobre los tipos de cambio para favorecer nuestras exportaciones junto al incremento del turismo. Y no tendríamos este paro.
La “Devaluación Salarial” como alternativa obligada (por nuestra pertenencia a la zona Euro) a la “Devaluación Monetaria” agrava nuestros problemas…
“Produzcamos en nuestro país cada vez que sea razonable y prácticamente posible, y sobre todo, hagamos lo necesario para que las finanzas sean nacionales” (Keynes)
Más producción, más renta y más inflación… es la única solución ideal y realista para salir de la Crisis de una forma directa…gracias al Consumo…
La curva de Philips muestra la relación inversa entre inflación y paro. A menor inflación, mayor paro.
El “gran problema” es que para aplicar una política monetaria hay que poder controlar “nuestra” moneda, y dentro del Euro esto es un espejismo.
La única solución ha sido subir la Deuda Pública… del 70% del PIB a más del 100% que tenemos en España…y la situación se repite para todas las economías europeas, lastradas por una deflación preocupante y la depresión económica generada por la zona cero/cEuro…
El caso de Grecia parece ser el detonante, aunque la verdadera bomba que haga estallar el Euro Error sea Francia…donde la depresión ha llegado a una economía “fuerte” de la Euro-UE: la situación ha llegado hasta tal punto que en vez de sancionar a Francia por su déficit excesivo…aprobaron darle una nueva prórroga de dos años, hasta 2017, para volver a situarlo por debajo del límite del 3% del PIB que fija el “famoso” Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Y el pueblo se moviliza contra la reforma laboral…
Evidentemente el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) exige más recortes a París… ¿aguantará la sociedad francesa más pobreza por la austeridad que impone la zona Euro? ¿Será la Revolución francesa? Ya empiezan a votar al FN…
Francia, Italia y España se beneficiarían enormemente de una salida de la Unión Económica y Monetaria Europea, dado que permitiría restaurar la competitividad y recuperar rápidamente el empleo. Los actuales desequilibrios de la zona euro han ido más allá del punto de no retorno y los intentos de revertir la situación con planes de austeridad o recortes presupuestarios han sumido a Europa en la deflación, el desempleo masivo y la pérdida total del núcleo industrial. Además, la actual estrategia de devaluación interna (promovida por el Banco Central Europeo que ha propuesto tasas de interés negativas) solo conducirá a un estancamiento permanente.
El fin del Euro cada vez más cerca… si queremos tener menos paro.
Tiempo al tiempo…

Mark de Zabaleta
  

3 comentarios:

María Perlada dijo...

Interesante tu entrada.

Saludos.

Carlos F. Asís Campos dijo...

Buenos días, Mark. Ya que en este asunto del euro no compartimos la misma opinión, al menos parcialmente. Pero eso es entre tú y yo. Lo que me pregunto es si el problema es específicamente del euro, como moneda común de varios Estados, o de la gobernanza (no me gusta la palabra pero no encuentro otra más exacta) de esa moneda por una institución como el BCE ajena e independiente de un órgano político, que dicho sea de paso no existe: un parlamento elegido democráticamente por los ciudadanos de los países que tienen el euro como moneda común, con capacidad de decisión al respecto. ¿Nos puedes dar tu opinión al respecto? Y por otra parte, tú vives en un país donde el euro no es moneda de curso legal. ¿Eso te ayuda en tus reflexiones? Un abrazo.

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Carlos,
Planteas una interesante situación monetaria. Ciertamente los que nunca han salido ni saldrán de España ven el Euro como una moneda única que facilita los intercambios en Europa y amplia mercados...pero la cruda realida es muy distinta. Suiza con su moneda puede devaluar si le interesa exportar más y nunca se plantearía entrar en otra moneda. Ya dentro de Europa tenemos a Inglaterra, Dinamarca y Suecia, que pueden también devaluar para actuar sobre las exportaciones y el paro. Otro tema clave es la inflación. La Ley de Philips deja claro que con más inflación hay menos paro. Pero la preocupación de controlar la inflación ha llevado a una situación como la japonesa = deflación. Ni con los tipos a cero se recupera ni la inflación ni la Economía. Posiblemente sea tarde para salir del Euro (nadie se ha podido escapar del internado, y Gran Bretaña va a votar salir de la Unión Europea (no del Euro, porque no están...) y ya están todos anunciando el fin del mundo. Podría ser la luz al final del túnel de la pesadilla Euro.

Saludos