viernes, 21 de agosto de 2015

EUROPA empieza a sufrir su gran ERROR…





En la Eurozona ya comienzan a temblar los cimientos. Obligados a aprobar un tercer rescate a Grecia, que ya va preparando una vía de escape ruso por si hay problemas, y agobiados por la situación en Francia, Italia y España (sin olvidar a Portugal e Irlanda…)
Para el profesor de Cambridge Ha Joon Chang, un keynesiano, el problema es la moneda única. Esta tiene sentido cuando la introduces en una región que es más o menos homogénea en términos de estructura económica y productividad. Pero el Euro se introdujo en una zona de grandes desequilibrios. Estados Unidos es un país del tamaño de un continente. Hay diferencias de renta importantes, pero hay una unión física, hay transferencias fiscales y el mercado laboral está totalmente integrado, al no haber barreras de idioma.
En Europa, imponer una moneda única fue un gran error.
Aunque Grecia parece ser el detonante, la verdadera bomba que haga estallar el Euro será Francia…donde la depresión ha llegado a una economía “fuerte” de la Euro-UE: la situación ha llegado hasta tal punto que en vez de sancionar a Francia por su déficit excesivo…han aprobado darle una nueva prórroga de dos años, hasta 2017, para volver a situarlo por debajo del límite del 3% del PIB que fija el “famoso” Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
Evidentemente el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) exige más recortes a París (mejor no hablar de Atenas…) ¿aguantará la sociedad francesa más pobreza por la austeridad que impone la zona Euro? ¿Será la Revolución francesa? De momento ya empiezan a votar al FN…Y Grecia hará su revolución…
Para Marine Le Pen los cuatro puntos críticos de la actual crisis y que la UE no ha resuelto tras estos largos años, son la moneda, el control fronterizo, la primacía de la ley francesa, y también lo que llama el patriotismo económico: la facultad de aplicar un proteccionismo inteligente que salvaguarde el modelo social. “No me puedo imaginar una política económica sin un control total sobre nuestro propio dinero”, dice Le Pen. “Recuperar la soberanía monetaria puede ser clave para Francia, España e Italia, dado que el euro ha creado una absurda división norte-sur, donde todas las políticas se toman en Bruselas”. De Grecia ya ni comentar…
La situación que afronta Italia para tratar de solucionar la inmigración masiva ha puesto en evidencia que no existe realmente “una” UE,…y cada país tiene que “buscarse las habichuelas”. Y con el Euro pasa exactamente igual. Lo importante es que Alemania tenga un amplio mercado europeo para vender sin riesgo de cambio…y lo del paro en España y Grecia ya lo solucionará cada cual…¡como la inmigración!
El fin del Euro llegará. Tiempo al tiempo… de momento, tras poner Grecia en venta y no haber respetado su programa electoral... ahora Tsipras dimite.
Como dijo Groucho Marx: Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!



Mark de Zabaleta

3 comentarios:

Lorenzo Garrido dijo...

Luego se dará una caza de brujas, espero que la de los verdaderos culpables de este desaguisado. ¿O saldrán de rositas, como siempre ha ocurrido?

Carlos Martinez dijo...

Mas claro el agua. Vamos de culo y sin frenos y sabiendo que nos la vamos a dar seguimos tragandonos la estafa y llamandola crisis. Somos tan tontos como los que se dejan engañar todavía por trileros viendo el circo de arlededor.

Ger mán dijo...

Es curiosa la coincidencia entre la bajada del precio del petróleo y la del euro, he tratado de pensar en alguna teoría conspiratoria pero no he llegado a ninguna conclusión sólida al respecto. Quizás simplemente han bajado a la vez porque tanto el petróleo como el euro han estado sobrevalorados demasiado tiempo. A mí lo del euro no me preocupa mucho, lo preocupante detrás de todo eso es que España no puede cambiar, sobre todo porque no quiere. Un saludo y buen verano.