viernes, 7 de agosto de 2015

EURO ERROR (II)





En diciembre de 2010 publicábamos un artículo titulado ¿EURO ERROR? En el que se cuestionaba la utilidad del Euro para España y otros países comunitarios.
El profesor de Cambridge Ha Joon Chang, un keynesiano que ha sabido interpretar las verdaderas necesidades del pueblo, confirma lo dicho por otros economistas como el nobel griego Pissarides.
Para Joon Chang el problema es la moneda única. Esta tiene sentido cuando la introduces en una región que es más o menos homogénea en términos de estructura económica y productividad. Pero el Euro se introdujo en una zona de grandes desequilibrios. Estados Unidos es un país del tamaño de un continente. Hay diferencias de renta importantes, pero hay una unión física, hay transferencias fiscales y el mercado laboral está totalmente integrado, al no haber barreras de idioma.
En Europa, imponer una moneda única fue un error.
Al entrar en la moneda única, los países más fuertes deberían haber estado dispuestos a cuidar de los más débiles. Normalmente, los países con productividad más baja que tiene problemas, devalúan. Es lo que hacían España o Italia todo el tiempo. Ahora no pueden, lo único que pueden hacer es bajar salarios y cortar gasto público, y eso deprime la economía. Deberían haber permitido más campo para transferencias fiscales y cancelación de deuda. Pero no quieren hacerlo. Y es, probablemente, porque los finlandeses no sienten realmente que están en el mismo país que los griegos, y los alemanes no piensan en los españoles como sus compatriotas. Ahí está la raíz del problema. Sin el compromiso de cuidar a los más débiles, no podemos tener una moneda única.
La verdadera solución es cancelar gran parte de la deuda. La gente tiende a ver esto como escandaloso, pero es lo que se hace todo el tiempo con las empresas. Cuando una compañía entra en bancarrota, que quiere decir que no puede pagar sus deudas, se procede a una reestructuración de la deuda y los acreedores aceptan que no pueden cobrar todo. Hacen falta dos para bailar un tango. Si alguien se endeudó irresponsablemente, otro le prestó irresponsablemente. Los bancos que compraron deuda griega en grandes cantidades también cometieron un enorme error, y no están pagando el precio.
Así que deberían haber cancelado deuda y, a largo plazo, controlar el gasto público. Pero en el corto plazo es un suicidio. “No tienes suficientes ingresos, entonces corta tus gastos”.
Eso puede tener sentido para un individuo, pero no para un país entero.
Como dijo Groucho Marx: Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!

Mark de Zabaleta

7 comentarios:

galanygarciah dijo...

El Euro no es un error para ESTA Europa , puesto que es la Europa de los Mercaderes , y a los mercaderes les viene muy bien una moneda única , la Europa de los ciudadanos NO puede estar basada exclusivamente en la economía y la moneda , pero eso ELLOS ya lo saben , otra cosa muy distinta es que les intereses .No es tan difícil de entender

Carlos Campos - HArendt dijo...

Me ha gustado mucho tu artículo, amigo Mark. Aunque sé que no compartes mis criterios al respecto, el error no está tanto en la creación del euro como moneda única, sino en la ralentización absurda del proceso de convergencia política. De quién sea la culpa, de los del Norte o de los del Sur, esa es otra cuestión. Un saludo muy afectuoso.

Antonio Fernández López dijo...

Los argumentos me parecen tan contundenrtes que no puedo pensar que alguien no los entienda. Más bien me inclino a pensar que se propone no entenderlo con otras intenciones. Un abrazo

Independiente Trashumante dijo...

De nuevo se confirma que los grandes cambios económicos siempre están basados en un error (el error puede ser de muchos tipos pero siempre favorece a unos pocos).

Gracias y saludos.

Juliana Luisa dijo...

El euro fue un error, pero peor, mucho peor, es la globalización con su libertad de movimiento de los capitales, sus recurrentes crisis financiera y su solución: salvar al sector financiero aunque .....
Un saludo

Ger mán dijo...

Lo mismo que hacen en las escuelas con los niños listos y los que más les cuesta, que es sentarlos juntos para que se produzca una simbiosis positiva, en la UE podríamos hacer que cada país rico del norte se tuviese que asociar con uno más modesto del sur dentro del marco europeo. Me pregunto cuál nos tocaría a nosotros.

Manuel dijo...

Muy interesante este análisis de Ha Joon, del que comparto sobre todo que la desigualdad que había entre los países Norte/Sur, y sin la "generosidad" del Norte, esto era muy difícil llevar a cabo. Solamente beneficia a los especuladores, cosa, que ya se tenía previsto.
Un abrazo, y que tengas buen verano.