viernes, 29 de agosto de 2014

Keynes&Friedman: los bancos no son la solución…



Estos dos grandes economistas, aunque con propuestas diferentes sobre la intervención del gobierno para estimular la Economía (Keynes abogaba por la fiscalidad para que el Estado ayude al ciudadano, mientras Friedman apostaba por la no intervención, porque bastaba con controlar la cantidad de dinero en circulación…), estaban de acuerdo en algo que es evidente: por mucho que se bajen los tipos de interés y que se hable de “inyectar dinero”… la cruda realidad es que esta liquidez no llega al pueblo y permanece en la burocracia bancaria, que lo entrega para especular en los mercados de renta variable, que vuelven a crear nuevas burbujas en los mercados bursátiles.
Eso no constituye ningún motivo de éxito de las políticas monetarias (línea Friedman) sino más bien da cuenta de su rotundo fracaso. Las radicales intervenciones de los bancos centrales de mantener en tipos históricamente bajos las tasas de interés no han estimulado la inversión privada como desarrollaba el modelo IS-LM (del que hablamos el otro día).  
Porque de los bancos privados mejor no hablar. El que realmente necesita dinero es obvio que nunca lo consigue…
Keynes lo resumió en una parábola de su “Teoría General sobre el empleo, el interés y el dinero” de 1936, proponiendo enterrar botellas llenas de billetes en antiguas minas de carbón para que una vez descubiertas (como el oro) crearan nueva riqueza y estimularan el gasto. Las empresas privadas contratarían a mucho personal… extraer los billetes de nuevo… no habría más desempleo… aumentaría el ingreso real de la comunidad y su riqueza...
Milton Friedman, en “The Optimum Quantity of Money” de 1969, propuso otra idea para solucionar la deflación: potenciar el consumo tirando billetes desde un helicóptero a los ciudadanos (consumidores) y a los empresarios creadores de empleo (salarios).
Nunca defendieron que se dé el dinero a los banqueros, ni más liquidez a los inversores y especuladores bursátiles, ni preferir que las empresas bajen salarios, sino exactamente todo lo contrario.
Hasta Paul Krugman (Keynesiano) lanzó la idea de que una amenaza de invasión alienígena sería buena para superar la crisis, ya que se movilizarían ingentes recursos y se crearía muchísimo empleo. Aunque finalmente se descubriese que la amenaza era falsa, Krugman defendía que el esfuerzo habría merecido la pena ya que el PIB habría aumentado.
Pero Monetaristas y Keynesianos coinciden en que es mejor pensar en minas y helicópteros (hasta en platillos volantes) que en los bancos para solucionar el problema… ¡Es obvio!

Mark de Zabaleta




16 comentarios:

Aurora Aguado dijo...

La economía será siempre un problema mientras hayan fraudes tanto por los políticos como por los bancos, pones dos ejemplos muy curiosos, buen artículo Mark, yo no entiendo mucho de economía y me atrevo a contestarte a mi particular y sencilla manera. Un saludo

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

MarK: te digo como Aurora. Poco entiendo de economía, porque se usa un lenguaje que no lo entienden ni los propios economistas,políticos o banqueros. ¿Tan difícil es usas uno que todos podamos entender? Como siempre te doy las gracias por tu sabiduría y la forma sencilla que tienes de tenernos al día en estos temas tan complejos. Un feliz fin se semana

igoa dijo...

"Lo de los bancos" lo entiendo muy bien, Mark. Ya lo estamos viendo aqui en ESPANA. Tenemos esperanza?
Gracias y saludos

mmhr dijo...

En mi ignorancia creo que hay que estimular el consumo en general, porque los millonarios ya sabemos que siguen consumiendo. Saludos.

HArendt dijo...

En resumen, amigo Mark, que los banqueros son unos sinvergüenzas de tomo y lomo. Ninguna novedad. Rien à nouveaus sous le soleil,

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Aurora,
Se trata de reactivar la Economía creando Consumo, y en eso coinciden los grandes economistas!

Un gran saludo

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Águeda,
Conseguir que la gente tenga trabajo y gane dinero no es "Misión Imposible", aunque nuestros políticos lo hagan francamente mal...

Un cordial saludo

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Igoa,
Hay sistemas para solucionarlo, el problema es que estamos "pillados" en el Euro...y lo que le hace falta a España no lo quiere Alemania!

Saludos
Mark de Zabaleta

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Mmhr,

Se trata exactamente de eso. facilitar que la gente Consuma, que exista una Demanda Real, para que las empresas fabriquen más, contraten personal que gane un salario...y relanzar el famoso Flujo Circular de la Renta...

Saludos

Mark de Zabaleta dijo...

Hola Harendt,

Malheureusement c'est comme ça!

Salutations

Antonio Fernández López dijo...

De donde cabe deducir que quien mantiene la linea de rigor presupuestario a toda costa lo que va buscando no es que la gente termine con el dinero en su bolsillo para consumir y producir el crecimiento, sino para que el dinero se quede en los especuladores y hacer que se produzca el crecimiento pedro sólo para ellos mientras por este mismo efecto aumenta cada vez más la desigualdad. Un abrazo

Javier Carrasco dijo...

Está clarísimo que los bancos no van a solucionar el problema, al revés. lo aumentarán o fomentarán la aparición de otros nuevos. Es muy importante el intervencionismo del estado, pero claro, como bien dices, estamos "atrapados" por el euro y Alemania. De todas formas, la clase política española debe ponerse las pilas y no actuar como lo está haciendo, como si esto fuera una ópera bufa. No veo seriedad ni ánimos por buscar soluciones realmente efectivas por parte de la "casta" política española. Lo único que se ve campando a sus anchas por el ruedo ibérico es la corrupción generalizada. Así que "sálvese quien pueda".

Un abrazo, Mark

Limonycerezas dijo...

Buenas noches Mark.

Independiente Trashumante dijo...

Así estamos, se protege y estimula al sistema financiero privado como si fuera un fin en sí mismo y de esa forma la economía de la mayoría ve rebajadas sus posibilidades.

Gracias y saludos.

Camino a Gaia dijo...

Cuando en los bancos está el problema, no tiene sentido buscar en ellos la solución.
Pero en el fondo, esta es una crisis de futuro y por ende financiera. Pensamos que siempre hay un futuro por el que apostar. Todo parecía funcionar bien y de pronto, sin avisar, al menos por los economistas, llegó la crisis.
Una palabra que pretende resumir muchas cosas y en ese intento no lo hace con ninguna.

Carlos Martinez dijo...

Y me imagino que los Bancos a que se refieren esos expertos son aquellos que eran Bancos, y sus banqueros orgullosos de serlo conocían el negocio y eran serios y profesionales(toco madera). Pero esto, esto que ahora llaman Bancos...¿pero esto que es?. Y empezando por el de España cañi, que vaya papelón en eso que ellos laman "crisis".