domingo, 17 de marzo de 2013

Maquiavelo, la Astucia en ¿Habemus Papam?



La publicación póstuma de “El Príncipe” (1531) de Maquiavelo (1469/1527) permitió crear una imagen muy sesgada sobre este “maquiavélico” filósofo…¿No le recomienda al príncipe que sea astuto como un zorro y feroz como un león en el ejercicio del poder?
Maquiavelo defendía la Astucia como remedio para salir del paso en periodo de Crisis y porque la defensa de Florencia (¿España?) justificaba batirse en armas contra los enemigos (¿Paro?).
La Astucia no es entonces solamente un proceso táctico o un instrumento de presión…siendo un dato esencial de las relaciones humanas y de la acción política.
…“esa Astucia libera a los pueblos, que pueden utilizarla para derrocar a los incapaces o a los déspotas cegados por su propia fuerza”…
Como dijo Rousseau, “fingiendo impartirles lecciones a los reyes, Maquiavelo ha impartido grandes lecciones a los pueblos”.
Para Maquiavelo la función prioritaria del político es la de atajar los conflictos y expresar opciones claras…¿marianas?
Es interesante comentar que según Maquiavelo los ciudadanos deben liberarse del yugo cristiano que les desvía de sus deberes y traba la libertad política del príncipe. Entre la Iglesia y el Estado, Maquiavelo escogió sin titubear: Hay que desarmar al Papa para rearmar al príncipe.
La política maquiavélica no debe considerarse una política sin moral. Es una moral que se adapta a la política y que, al liberarse de la religión, permite desarrollar la política moderna.
Han pasado 5 siglos y la Astucia de la Iglesia le ha permitido reinventarse. “Habemus Papam”…el “Emérito” y el “Elegido”. Este último, un joven dentro del “Frente de Juventudes” que se reunió en la capilla sixtina y que, tiene una complicada tarea por delante.


Mark de Zabaleta

4 comentarios:

Inma dijo...

"Si el dinero permanece, llega a producirme aversión" Dijo Sartre. Necesito gastar. No para comprar algo, sino para hacer estallar esa energía monetaria...
Supongo que el motor del mundo está siempre detrás de todo.
Cordial saludo.

Antonio Fernández López dijo...

Es verdad que determinadas aportaciones históricas son más universales de lo que muhas veces pensábamos. No hay más que coger determinadas frases, como has hecho tú, cambiar las palabras originales por los vocablos actuales y tenemos delante de los ojos propuestar viejas de problemas nuevos. No sé si así seremos capaces de ver las salidas. No soy muy optimista al respecto. Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Leyendote he aprendido
un saludo desde Miami

Primitivo Algaba Mansilla dijo...

Buenas noches Mark, es un placer pasarme por tu blog para poder saludarte y para que veas que yo también leo lo que tú escribes.
Se requiere mucha astucia, mucha energía y decisión para solucionar el problema del paro y enfilar la economía en la buena dirección, pero se ve que los políticos carecen de dotes y de voluntad para conseguirlo.
Ahí tenemos a la Iglesia que perdura por más que cambien los tiempos.
Que pases una buena noche.
saludos
Primitivo