viernes, 16 de marzo de 2012

El “Lastre” de Europa es su moneda…hay que rendirse a la Evidencia.

Los países que no tienen las exigencias del Euro que impone Alemania pueden tener grandes déficits (sin la espada de Damocles del 4,4/5,3…) y endeudarse sin tener que enfrentarse a ninguna crisis. Inglaterra y USA pueden endeudarse a largo plazo con tipos al 2% mientras Japón, con una deuda que supera a la de cualquier país europeo (incluida Grecia: tienen que ver “Debtocracy”), sólo paga un 1%...
Como dice Paul Krugman “la helenización de nuestro discurso económico, según la cual nos faltan uno o dos años para convertirnos en Grecia, es un completo disparate”...que se lo digan a Rajoy!
La cruda realidad es que nuestro problema es monetario. Al crear un Euro sin soporte fiscal ni los mecanismos e instituciones necesarias para que esta moneda pueda funcionarEuropa ha reinventado a efectos prácticos los defectos del patrón oro, causa y freno para la recuperación en la “Gran Depresión” de 1929…y ahora estamos inmersos en un patrón cambio Euro!
Si los países periféricos tuvieran su propia moneda, podrían devaluar para recuperar rápidamente la competitividad. Pero NO la tienen, y ello implica un largo ciclo de desempleo masivo (España es la referencia) y una peligrosa progresiva deflación.
El problema es que no tenemos muchas alternativas. Aceptar que el sueño de montar una Europa “virtual” es un problema que perjudica a los PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España) no deja más salidas que unos recortes radicales o la solución radical de abandonar el Euro… y Grecia ya está cerca!

Mark de Zabaleta

5 comentarios:

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga dijo...

Además de la moneda creo que tenemos un grave problema de liderazgo.

J. Felipe dijo...

Además, a mi modo de entender, hay un problema añadido y que viene ya de largo. No podía entenderse una unión monetaria sin previamente una unión política de hecho. Ya nos engañaron con la entrada del euro cuando a pocos meses vista de la misma ninguno de los países que participaban del entramado cumplieran los parámetros necesarios para ello. ¡Y de la noche a la mañana, lo hicieron! ¿Que podemos esperar sino de esta clase política dominante que asola el continente?

Un Saludo.

Antonio Fernández López dijo...

Estoy seguro que en el fondo las dificultades, como casi todo en la vida, son un problema político. Creo que se ha impuesto una política cortoplacista y pacata. Alemania está ganando la tercera guerra mundial. Lo que no sé es que va a poder hacer con tanta victoria ni para qué la quiere si termina por estar sola. Un abrazo

midala dijo...

Yo...te leo.Creo que él más apropiado para hablar de este tema...es usted,para eso es economista.Yo lo unico que sé...es que no se nada.Pero esta crisis nos está mantando.Mil besos

Antonio Fernández López dijo...

No puedo creerme que los mercados sean los que manden. Estoy seguro que con una visión a largo plazo, un buen lider sería capaz de encontrar futuro donde no parece que haya nada más allá de pasado mañana. No goza de mi apoyo Rajoy precisamente, pero me hace gracia que Monti el italiano, al que nadie ha elegido, se crea con capacidad para regañar al presidente español. Qué risa. Yo sé cómo se llama eso. Un abraz<o