jueves, 23 de diciembre de 2010

¿EURO ERROR?

http://www.markdezabaleta.com/
En enero de 1999, once países comunitarios sacrificaron sus sistemas monetarios para “atar” sus divisas a un cambio fijo con la nueva divisa comunitaria, el euro.   1 euro=166,382  pesetas  ¿remember?
De este esquema supieron mantenerse al margen Dinamarca, Suecia e Inglaterra.
Quienes han festejado los diez años de vida del Euro ensalzan que ya no existen problemas cambiarios y de libre comercio en la Unión (económica y monetaria…zona euro) Europea. ERROR. No existe mayor mentira que una verdad contada a medias. En este breve artículo no voy a plasmar los múltiples datos que la Econometría aporta sobre los países que han adoptado el Euro y los que no lo han hecho; pero voy a reflexionar con ustedes en lo que muchos economistas coincidimos: el Euro es un error. ¿Recuerdan el precio  de un café en pesetas? (no pregunten a ZP)¿y el de una barra de pan? Por no hablar de coches (un coche de dos millones de pesetas era un vehículo muy correcto, hoy uno de 12.000 euros es de los básicos…), motos, bicicletas, etc.…
El euro hizo que los mismos bienes de consumo (hasta las propinas…) costasen más.  El euro, es obvio, generó inflación. Pero, a pesar de todo, en un período de crecimiento económico en el que se ganaba más y se consumía todavía más ¿qué más da si el café o el pan nos cuestan casi el doble?  Ni nos fijamos. Pero, al final ha llegado la crisis.
Y ¿cómo puede la Teoría Económica luchar contra la crisis? Hay muchos medios y sistemas que la política trata de implementar (ayudas industriales, agricultura, etc.…tipo el “New Deal” americano de 1933 para salir de la crisis 29X29), pero al final todo se resume en política fiscal (más/menos impuestos) y/o política monetaria (más/menos dinero en circulación, o dinero más barato/caro).
España puede, ante la crisis, tratar de bajar sus impuestos (pero sube el IVA) e incluso gastar todavía más de lo que recauda  (el famoso déficit público), pero no puede tocar la peseta. El Banco de España se ha convertido en un mero interventor de control (profetizando sobre lo que debe ser un sistema financiero correcto, y todo tipo de opiniones económicas) como satélite del Banco Central Europeo (BCE), que es quien baja/sube los tipos de interés y quien decide la masa monetaria en circulación.
Pero ¿Puede el BCE aplicar la misma medicina “monetaria” para todos los países?  No voy a entrar en detalles, pero es evidente que el paro y la inflación son distintos en España y en Alemania.
El interés del BCE por controlar la “inflación comunitaria” perjudica claramente a España.
La curva de Philips muestra la relación inversa entre inflación y paro. A menor inflación, mayor paro. El modelo IS_LM de Hicks muestra que el crecimiento económico es favorecido con cierta inflación.
Roosevelt devaluó el dólar para favorecer las exportaciones y superar la crisis de 1929. En 2010 la Reserva Federal (Fed) ha diseñado una progresiva inyección monetaria que supone una devaluación.
Si todavía España tuviera la peseta (como Inglaterra tiene la libra esterlina) se podrían haber controlado los tipos de interés adecuadamente, se podría haber actuado sobre los tipos de cambio para favorecer nuestras exportaciones junto al incremento del turismo y, sobre todo, habríamos actuado de inmediato para superar la crisis. La pérdida de tiempo (¿recuerdan lo que tardó ZP en reconocer/pronunciar CRISIS?) en la toma de decisiones se transforma en pérdida económica.
La única medida original fue la de un Ministro recomendando comprar/consumir productos españoles…!y las bombillas de bajo consumo!
Con un paro del 20%, ¿Les preocupa, sinceramente, la inflación?
La inflación no es mala, muchas veces es producto/causa del crecimiento económico. Lo verdaderamente dramático es la deflación (la economía se contrae y los precios bajan=el paro aumenta).
La errónea y comunitaria (chocolate para todos) política monetaria del BCE con su nefasto manejo cambiario del Euro frente al Yuan y $, supone un gran lastre para la salida de la crisis en ESPAÑA.
Hay un libro de un gran economista alemán (Schumacher) que se titula “lo pequeño es hermoso”, y yo re titularía este artículo “la peseta es hermosa”.
Con la peseta exportaríamos más, vendrían más turistas, tendríamos menos paro, y ya habríamos comenzado a salir de la crisis (ejemplo: Islandia ha superado ya la crisis 2008 en menos de DOS años).
ZP habla de un problema que tardaremos por lo menos  CINCO  años en resolver. No me extraña, porque ahora somos de la EUROZONA (evidentemente no estamos como Islandia, Noruega, Inglaterra, Suecia o Dinamarca….que viven sin el euro!).

 Mark de Zabaleta
http://www.becspain.com/

4 comentarios:

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Creo que tienes razón... pero también decirte que los redondeos los hicieron los comerciantes el mismo 2 de enero (el 1 no abrieron) de 2002.

Mark de Zabaleta dijo...

Efectivamente, el redondeo se hizo de inmediato "por arriba"...evidentemente !

j0sito dijo...

Tengo la sensación de que ves la solución muy fácil, pero en mi opinión no creo que lo que se dice en este articulo sea una solución definitiva para la crisis, mas bien una forma de crear un parche temporal. No soy economista, pero de la misma forma que bajar el valor de la divisa favorece las exportaciones, supone un gran problema a la hora de importar, al hacerlo con una moneda devaluada. Además de que devaluar la moneda para estimular las exportaciones solo consigue alimentar el modelo económico de país de segunda categoría, esto es: mano de obra barata y turismo, así no se crea autentico bienestar en mi opinión.

Mark de Zabaleta dijo...

Gracias por sus comentarios.Disculpe por este retraso (trabajo).
El nobel de Economía Pissarides propone una vuelta de los PIGS(Portugal, Irlanda, Grecia y España/Spain) a sus monedas nacionales para resolver su situación. En el caso Español, devaluar la peseta un 20% y luego recalcular la deuda y valorar los activos españoles sgún ese valor. No es un abandono definitivo del Euro, sino una suspensión para reajustar el tipo de cambio...y su valor dentro de la moneda única.
En todo caso, es bastante improbable, puesto que depende de una aprobación parlamentaria. Y la política no acaba de aceptar los planteamientos de la Teoría Económica.

Saludos
Mark de Zabaleta