viernes, 12 de febrero de 2016

Euribor en negativo...





Este mes de febrero el Euribor a 3 meses, el indicador utilizado normalmente para revisar los préstamos de empresas, ha entrado por primera vez en su historia en terreno negativo, e incluso podría cerrar este mes con un tipo del 0%...o en negativo.
En principio es obvio que esta situación es francamente grave para los Bancos, porque con un Euribor en negativo, el margen de beneficio por intermediación (por cada euro prestado) es muy escaso para las Entidades Financieras…por lo que, si ganan menos en cada una de sus operaciones, se verán obligados a prestar más para intentar mantener sus beneficios.
Ciertamente, para que los intereses negativos lleguen al público en general, el Euribor tendría que seguir bajando mucho. Por el momento, pocos economistas se atreven a predecir cuál sería el suelo negativo del índice hipotecario.
¿Se imaginan un Euribor al – 0,9%? ..., Evidentemente el asunto podría acabar en los tribunales al igual que ha ocurrido con las polémicas cláusulas suelo. Porque en el año 2007 se llegaron a firmar contratos con un diferencial (el más bajo) del 0,18%. Con un -0,72 a favor del cliente… ¿podrían los bancos terminar pagando a sus clientes por las hipotecas?
Las continuas bajadas del Euríbor se deben a la fuerte bajada de los tipos de interés en Europa tras las medidas de política monetaria aprobadas por el Banco Central Europeo (BCE), que ha decidido mantener los tipos de interés sin variación. La Entidad presidida por Mario Draghi mantiene fijos los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación en el 0,05%, la facilidad marginal de crédito en el 0,30% y la facilidad de depósito en -0,30%, tal y como estableció en su reunión de diciembre 2015. De este modo, los Bancos pagan al BCE por tener su dinero sin mover…
Para que esta sorprendente situación llegue al ciudadano, el Euribor a 12 meses, indicador con el que se referencian la mayoría de hipotecas en nuestro país, tendría que alcanzar valores negativos.
De continuar esta tendencia, podría darse la paradoja de que los bancos tuviesen que pagar a sus clientes con hipotecas referenciadas con este indicador. Será verdaderamente interesante conocer la postura “oficial” del Banco de España si esta situación llega a plasmarse.
Soñar es gratis…

Mark de Zabaleta



7 comentarios:

Ger mán dijo...

Seguro que los bancos no devolverán dinero a sus clientes, y si llegara a ser el caso, que no lo será, pero si llegara estoy seguro de que el gobierno de turno les daría esa cantidad con algún subsidio que salga del dinero público. Seguro que después de esto empezarán a ofrecer hipotecas a interés fijo.

Manuel dijo...

Ojalá se diera esta situación, si eso conlleva que se den más y se agilicen los préstamos.
Por lo pronto yo con abogado, tengo ya reclamado el préstamo suelo de una hipoteca. Vamos a ver como termina esto. Y ya te contaré.
Un abrazo.

Antonio Fernández López dijo...

Desde mi ignorancia quiero pensar que todo lo que signifique poner en crisis las condiciones a los bancos puede significar posibilidades para los clientes particulares. O eso espero. Un abrazo

Luis Antonio dijo...

Sería interesante, tú que entiendes, que nos orientaras a los modestos ahorradores para invertir en algún producto que permita obtener un beneficio superior al mísero que se obtiene actualmente con los depósitos y sin que se arriesgue el capital...Quizás esté pidiendo la cuadratura del círculo...

Gracias anticipadas

Camino a Gaia dijo...

Intentamos sostener algo insostenible a toda costa y a cualquier precio.
Si no hay crecimiento real, pero los bancos siguen obteniendo beneficios. Si todos perdemos pero los bancos siguen sin aceptar pérdidas, estamos asistiendo a un vampirismo del sistema financiero sobre el total de la economía. La cuestión entonces no es si el sistema colapsará o no, sino cuando se acabará la sangre.

Carlos Martinez dijo...

Mira que si llegamos a lo nunca visto de bajarse los sueldos y mamandurrias los altos ejecutivos de banca....Claro que siempre podrán seguir despidiendo ó cerrando oficinas, que parece se lo poco que saben.

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Veremos qué ocurre...