viernes, 9 de octubre de 2015

¿Estamos saliendo de la Crisis?... Hablemos de Economía.




El “ceteris paribus” (del latín: todo lo demás constante) de Marshall establecía que para analizar un problema económico se debe asumir que todo el resto de los factores permanecen constantes.
Imaginemos una pequeña economía que sólo produjera (su pesca) sardinas. Suponiendo que produce 100 Kilos al año (PIB real), que un kilo se vende a 10€ y que la cantidad de dinero que hay en la economía es de 50€. Partiendo de este simple ejemplo, la velocidad del dinero se calcularía:
V= (10€ x 100)/50€ = 20
Vemos que en esa economía el público gastaría un total de 1.000 euros al año en sardinas (PIB nominal). Para que se realice este gasto de 1.000€ con 50€ solamente de dinero, cada billete de euro debe cambiar de manos 20 veces al año, como media de referencia. Hay mucha actividad y el dinero circula… ¿Nos lo creemos?
Una consecuencia de la variación de la velocidad de circulación del dinero es que el objetivo intermedio de la política monetaria (la famosa M3) pierde importancia. Y en tiempos de crisis económica la velocidad de circulación se reduce sensiblemente. Los bancos prestan menos, las empresas reducen sus planes de inversión y el sector inmobiliario también mueve menos dinero (M3). El Banco Central Europeo (BCE) ha aumentado la liquidez… vigilando el riesgo de inflación. Una inflación que se dispararía si se mantuviese constante esa “velocidad de circulación del dinero” unida al crecimiento del PIB real…
¿Sucede realmente todo esto? Ciertamente no. En la pequeña economía de la sardina los grandes grupos se dedican a conseguir esa circulación del dinero exportando las sardinas…y, aunque los políticos hablen de una gran actividad económica, esa circulación de Euros no llega realmente al pueblo, sino a los grandes empresarios (apoyados por esos políticos).
Para los keynesianos, la hipótesis de los economistas neoclásicos de que la velocidad de circulación del dinero es constante es un ideal, y que esa falta de lógica desvirtúa la proposición básica de los  monetaristas, según la cual un aumento de la oferta monetaria (M3), una vez financiado el crecimiento del producto, implicaría un aumento del nivel de precios (la temida inflación).
La oligarquía, en la ciencia política, es una forma de gobierno en la que el poder supremo está en manos de unas pocas personas, generalmente de la misma clase social.
Una inflación del 4% sería buena para la gran mayoría de la gente, pero mala para la súper élite. Y adivinen quién manipula las creencias generalizadas de que la inflación es mala…
Como dice Krugman, a hacer lo que hizo el gobierno americano tras la segunda guerra mundial  (tipos de interés bajos e inflación para poder soportar la deuda…)  le llaman, esos oligarcas, “represión financiera”.
Pero ¿quién no prefiere algo de inflación al desempleo masivo? Y la tasa de paro en España puede recibir esa denominación…
El Economista Joseph Stiglitz afirma que “El 1% de la población tiene lo que el 99% necesita”…Y en ese 1% también hay muchos políticos elegidos por el ciudadano… que NO responden a sus problemas: gente muy rica usa el dinero para ser elegida (y/o controlar a los elegidos) para asegurar que seguirán siendo ricos bajándose los impuestos.
Como dijo Galbraith: “para manipular eficazmente a la gente es necesario hacer creer a todos que nadie las manipula”
Y ha empezado la gran manipulación electoral… ¡bailando sobre la Crisis que todavía sufre el pueblo!

Mark de Zabaleta

10 comentarios:

Emilio Fuentes dijo...

Ya lo decían Chomsky y Ramonet: "Cómo nos venden la moto".

Saludos: emilio

Juan José Pintado dijo...

Hola Mark, que magnífica forma de reflejar una realidad palpable. La pena es que la opinión pública está tan manipulada, y el funcionamiento real de la economía es tan poco conocido incluso entre algunos economistas:
Los hay que están claramente vendidos, hay otros que les puede la ideología (creen en auténticos dogmas).
En fin, hay de todo, de forma que la ignorancia y, por tanto, la manipulación, por parte de la élite, son los ganadores.
En tu magnífico artículo, manejas conceptos que incluso para algunos economistas les cueste entender... Pues imagínate para la generalidad de los ciudadanos.
Se desvirtúa y se maneja l realidad de forma totalmente a descarada...
Saludos

Antonio Fernández López dijo...

Por un momento he estado a punto de perderme cuando te has adentrado entre fórmulas. Pero no. La explicación posterior ya me ha confirmado que en lo que estamos es en una gigantesca manipulación que tiene como objetivo el mantenimiento en el poder y a seguir disfrutando de ,la sopa boba. Un abrazo

Lorenzo Garrido dijo...

La foto es representativa de lo que está pasando: los medios viven completamente alejados de la realidad, la falsean hasta límites insospechados. Cuando hablamos de la televisión, bien podemos decir aquello de que todo es mentira.

Ger mán dijo...

Tengo ganas de que llegue la campaña de las generales para ver qué partidos se ponen a hablar de los 4 millones y pico que tenemos de parados, y el 50% juvenil. Estaría bien que registraran todas las propuestas, y obligasen al gobierno que salga a cumplir las suyas, y si no, penalización de 10 años al partido que sea sin poderse presentar a unas elecciones por fraude e incumplimiento de contrato. Dicho lo cual, está claro que España no va al ritmo de Alemania y que si no controla directamente su propia política monetaria poco va a hacer. Si ya no se pueden bajar más los tipos de interés, habrá que meter más dinero, controlar el cambio y dedicarse desde la administración a dar un empujoncito a las cosas mientras se cultiva una cierta deuda.

Manuel dijo...

No añado ni una coma a tu artículo, con el que estoy totalmente de acuerdo. Solamente decir la que se nos viene encima, con la campaña electoral de las generales, ya que ellos piensan que todos somos tontos y nos dejamos manipular, a algunos engañaran, pero pienso que el pueblo ha aprendido mucho solamente viendo día a día como se llevan el dinero y de lo que son capaces de hacer por mantener la poltrona. Espero no equivocarme y que el 20-D le demos esa patada en el trasero que tanto se merecen, y para que dejen de una vez, de chupar del bote.
Un abrazo.

galanygarciah dijo...

Este país , España ha estado " manipulado " desde hace muchísimos , muchísimos años , comenzando por la educación que es el primer paso para transformar personas en ciudadanos con capacidad para VER la realidad de lo que esta pasando a su alrededor , analizarlo y formar SU opinión , para de esta forma en los años que nos " han dejado votar ", emplear el voto con propiedad y no influenciado por los " poderosos " . Por no remontarme demasiado recordare como ejemplo los años de el Cordobés , Lola Flores , las copas de Europa del Real Madrid , los premios de Eurovisión ( casualmente ahora quedamos de los últimos ¿ porque será ? )el gol de Marcelino etc etc etc . Ahora mismo solo es necesario ver la TV o leer los periódicos " buenos " , en TV Cuéntame lo que paso hasta en la sopa, las series históricas como Carlos Emperador por citar solo una , Sálvame , Hombres Mujeres y viceversa , Gran Hermano y un larguísimo etc son lideres en audiencia por no hablar de los INCESANTES paridos de futbol con 4 , 5 o 6 comentaristas para gritar y exagerar cualquier jugada , en fin que es muy difícil que en este país , estemos a la altura de cualquier otro país europeo en esto de la política , aun así se esta mejorando , pero muy lentamente , la diferencia de " poder " de los de siempre es decisiva , dentro de pocos días habrá otra oportunidad para ver si somos capaces de mejorar aunque solo sea algo .

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Mark: los políticos, banqueros y gente rica no tienen crisis ni entienden de ella. Creo que sabemos mucho de manipulación y unos y otros lo hacen….un beso

Independiente Trashumante dijo...

Es aclaraatorio que recuerdes la gran arma de la oligarquía: la manipulación.

Gracias y saludos.

J. Felipe dijo...

Es la enorme manipulación mediática existente la que está tapando evidencias tales como las que se describen en el artículo. La gente no sabe -ya se han encargado de hacer que no sepan-, y otros no quieren saber, quizá por que sea la actitud más cómoda. Pero creo que tenemos que ser algo optimistas, en cuanto que han aparecido nuevos actores en el tablero político. Parece que los jóvenes vuelven a implicarse...