viernes, 4 de septiembre de 2015

¿Alguien se creía que el paro baja?




Los datos de desempleo del mes de Agosto rompen con la senda descendente del SEPE en número de desempleados y el número de demandantes de empleo inscritos en las oficinas de empleo durante el pasado mes ha aumentado en 21.679, situando el total de parados inscritos en 4.067.555 personas.
En comparativa interanual, el incremento de agosto es casi el triple que los datos del año pasado para el mismo mes y llama la atención el repunte en el sector servicios a pesar de haber batido records en el sector turístico este año. Parece que el turismo ya no es lo que era tirando de los datos de empleo.
Porque con las cifras económicas los intereses políticos consiguen convencer a casi todo el mundo, y todo depende de la interpretación de un número. Los datos del paro son la gran evidencia. Aunque intentan manipularlos para que siempre sean maravillosos…el ciudadano ve siempre la cruda realidad se su entorno.
Y esa realidad hace que caiga la venda que tapaba muchos ojos. Los datos de afiliación a la Seguridad Social son malos. Tenemos una caída en la afiliación de más de 134.000 personas situando la afiliación media a cierre de agosto en 17.181.000 personas.
Es verdad que son estadísticas, pero lo mismo que querían vendernos humo cuando esas cifras subían…ahora se tienen que ahogar en ese humo negro…
Ya lo dijo Galbraith: “Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”.
Agosto es un mes que suele destruir empleo coincidiendo con la campaña final de verano en el sector servicios y, evidentemente, las perspectivas para otoño son malas, con subida del paro y caída de afiliación.
Es obvio que se mantiene la misma estructura laboral pre-crisis y que la recuperación de un nivel de empleo en tasas del 10% es sencillamente imposible.
Sean sinceros… ¿Ustedes veían realmente esa pretendida bajada del paro que nos presentan? ¿A alguien le han subido, de verdad, el sueldo?
Habría que recordar a Mariano que, como dijo Groucho Marx:
¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
Pero hay que guardar el sillón tras las elecciones….

Mark de Zabaleta

8 comentarios:

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Estimado Mark: cuánta razón tienes en decir que ni el paro ha bajado, ni han subido los sueldos. Por lo que he leído nuestro país ha perdido más de 134.000 cotizantes a la S. Social. ¿A quién pretenden engañar?.

Independiente Trashumante dijo...

Siguen vendiendo humo, y parece que hay clientes para comprarlo.

Gracias y saludos.

Óscar Gartei dijo...

El discurso político se fundamenta en la alteración de la realidad con fines electoralistas. Aquellos que tan enconadamente tachan a Podemos de populistas deberían de mirarse el ombligo y hacer un ejercicio de autocrítica. Es difícil superar el nivel de ridículo e hipocresía que el actual ejecutivo pone en práctica día a día y, entre tanto, casi de tapadillo, aprobando leyes que recortan libertades y meten en el saco del terrorismo otras infracciones menores. Lo mismo esto que estamos hablando aquí nos mete en la cárcel el año que viene, si ganan estos bribones, estos piratas sin escrúpulos.

Carlos Martinez dijo...

Yo creo que a estas alturas de la estafa, nadie debería creer los datos de los mayores embusteros de todos los gobiernos.

Antonio Fernández López dijo...

Es verdad que los datos últimos vienen a decir que no aumenta la masa laboral sino que lo que hay se reparte entre más y eso significa que el trabajo es más precario cada vez y los sueldos más bajos. Un abrazo

Aurora Aguado dijo...

Los medios de comunicacion nos engañan. El paro crece por desgracia. La polititica que se hace es la responsable.

Un saludo mark

Juliana Luisa dijo...

Se trata de ganar las elecciones

Un saludo

Ger mán dijo...

Pues sí. Sólo un apunte, el otro día estuve mirando datos sobre el turismo. El turista medio se gasta 80 y pico euros al día, más o menos lo mismo que hace 10 años, pero adicionalmente tenemos ahora un 25% más de turismo. El caso es que cultivamos un turismo barato, y con estos números la pregunta es si realmente es rentable el turismo, puesto que para atenderlo hace falta invertir en una estructura que seguramente cuesta más.