viernes, 6 de marzo de 2015

Entre el dilema del tranvía y la tabla de Carnéades.





En el dilema…un tranvía corre fuera de control por una vía. En su camino se hallan cinco personas atadas a la vía por un filósofo malvado. Afortunadamente, es posible accionar un botón que encaminará al tranvía por una vía diferente, pero por desgracia hay otra persona atada a ésta. ¿Debería pulsarse el botón?
Jeremy Bentham (1748-1832) es la referencia del utilitarismo: y su objetivo último de lograr «la mayor felicidad para el mayor número» le acercó a corrientes políticas progresistas y democráticas: la Revolución francesa le honró con el título de «ciudadano honorario» (1792)
Cuando, cualquier líder político de nuestra época, en pleno siglo XXI, se guía por el agrado o desagrado que tiene una determinada decisión en un ambiente específico, está  siempre guiado por la tesis de Bentham de que lo útil es lo que es más placentero para una mayor cantidad de personas dentro del sistema (la comunidad), utilizando el mensaje en las grandes propuestas electorales, anunciando la satisfacción de las necesidades o deseos más inmediatos para lograr el voto del pueblo…sabiendo utilizar la manipulación vía medios…
Syriza es un claro ejemplo…hablaba de “una auditoría sobre la deuda pública y renegociar su devolución” y avanza además una “suspensión de los pagos hasta que se haya recuperado la economía y vuelva el crecimiento y el empleo”. Pero no se puede luchar contra los “elementos” (europeos…). ¿Deberían pulsar el botón y abandonar el Euro?
Y Mariano Rajoy ahora, por fin, va a crear 3 millones de puestos de trabajo…
Aunque la designación de candidatos nos permite pensar en Carnéades:
La tabla de Carnéades es un experimento mental propuesto por primera vez por Carnéades de Cirene que explora el concepto de defensa propia: hay dos marineros naufragados, A y B. Ambos ven una tabla en la que se puede apoyar solamente uno de ellos y ambos nadan hacia ella. El marinero A consigue llegar a la tabla primero. El marinero B, que va a ahogarse, empuja a A lejos de la tabla y, así, hace en última instancia que A se ahogue. El marinero B consigue la tabla y se salva más tarde gracias a un equipo de rescate. ¿El marinero B puede ser acusado de asesinato? porque si B tenía que matar a A para vivir, podría ser interpretado como un caso de defensa propia…
En muchos partidos políticos podríamos aplicar estos dilemas…

Mark de Zabaleta

7 comentarios:

galanygarciah dijo...

Permítame que en esta ocasión discrepe de usted , NO se trata del utilitarismo , NO se trata de la mayor felicidad para el mayor numero . SE TRATA de POSIBILIDADES . ¿ Que posibilidades tenia Rajoy además de estas ? Lo de Rajoy y lo de PP se ha " estirado tanto " que se esta " ahogando " el mismo , se le están terminando las opciones , esta al borde del abismo y esto solo es el ultimo " estertor " antes del final

igoa dijo...

Como bien dices, "no se puede luchar contra los elementos", sobre todo cuando LOS ELEMENTOS son insuperables, se haya prometido, jurado y rejurado para ganr las elecciones o prestigio o credibilidad de las masas deseosas de encontrar, por fin, el mesias prometido.
Estamos asistiendo a las horas finales de este juego de candidatos, que nos utilizan a su antojo.
Saludos

Antonio Fernández López dijo...

Probablemente los ejemplos que pones ilustran bien cual es la realidad de estos momentos. Tal vez por eso haya varios paises que se las estén haciendo pasar canutas a Grecia, sencillamente para que no se corra la voz en otros paises y la gente siga sacando de la escena pública a los partidos tradicionales. Un abrazo

Independiente Trashumante dijo...

La política debe tener más miras que la pura utilidad, debe estar alimentada con proyectos viables tanto a corto como a largo plazo. Y saber contemplar excepciones a lo que propone para poder incluir el mayor número de ciudadnos y circunstancias posibles a los que dar posibles respuestas.

Gracias y saludos.

Midala dijo...

Hoy dedicarte a la política es sinónimo de hacerte rico en dos días.Esperemos que estos sean los últimos coletazos de un partido de acabó de rematarnos y estas sean sus últimas jugadas.
Un besito Marck

RECOMENZAR dijo...

me pierdo con tus textos
un abrazo

Manuel dijo...

Les da igual como lo pasen los ciudadanos griegos, de lo que se trata es que ha irrumpido Grecia con ideas nuevas, que le permitan respirar; y esta vez les ha cogido por sorpresa, y con el miedo en e cuerpo, porque esto se corra, no están dispuestos a reconocer los muchos defectos de la troika europea.
Para qué repetir más, lo de los países ricos+ricos, etc. etc.